¿Estás de acuerdo? Expertos aseguran que los perros no sienten amor, solo placer

Expertos analizaron el comportamiento de los perros y determinaron que no sienten amor, conoce en qué se basaron para decir ello.

Compártelo con
Compártelo con
Lo que expresan los animales a los humanos no sería amor, sino placer.

Pese a que se los considera los animales más cariñosos, varios expertos sobre inteligencia canina aseguraron que los perros no sienten amor como muchos creen, pese a que poseen las mismas estructuras cerebrales asociadas a las emociones en los humanos.

NO TE LO PUEDES PERDER: LAS BRUTALES PELEAS ENTRE PERROS Y JABALÍES, UNA TRADICIÓN INDONESIA QUE LOS ANIMALISTAS EXIGEN PROHIBIR (FOTOS)

El supuesto comportamiento amoroso de los perros se estaría confundiendo con el placer. Pese a varias similitudes químicas entre los perros y los humanos, esto no sería suficiente para afirmar que sienten el amor, según la ciencia.

“El ser humano, al tener procesos cognitivos superiores, como la percepción, el pensamiento y el lenguaje, trabaja más las emociones, dándoles mayor intensidad, duración y convirtiéndolas en sentimientos, como el amor”, dijo Jhonatan Astucuri, neurocientífico de la Universidad Peruana Cayetano Heredia.

Stanley Coren, otro experto de la inteligencia e historia de los perros afirmó que “estas mascotas alcanzan el límite de su rango emocional entre los cuatro y seis meses de edad, y llegan a tener la capacidad mental de un niño de dos años. Por lo tanto, la variedad de emociones que tendrán disponible no excederá a la de estos menores.

En otra parte agregó, “podrán expresar alegría, miedo, ira y disgusto, pero no culpa, orgullo o vergüenza, afirma el experto. Respecto al amor, indica que es posible que lleguen a sentirlo, pues en el caso del humano este tipo de apego emerge a los 9 o 10 meses de nacido”, dijo Coren.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: 10 EMOTIVAS FOTOGRAFÍAS DEL ANTES Y DESPUÉS DE PERROS Y SUS DUEÑOS CRECIENDO JUNTOS

Mientras que Francisco García máster en etología canina coincide en que el perro “desarrolla un apego hacia su tutor similar al que tiene un niño de dos años con sus padres. Es más, afirma que estudios han encontrado que el perro es capaz de mostrar rechazo a aquellas personas que trataron mal a sus dueños”, dijo.

Fuente: El Comercio.