Conoce el misterioso caso de las hermanas Pollock, quienes murieron y se "reencarnaron" al año siguiente

La historia de estas hermanas fue objeto de estudio durante la época, todas las coincidencias eran realmente asombrosas.

Compártelo con
Compártelo con
No existen un antecedente similar

La misteriosa historia se desarrolla en 195. John Pollock y Florence Pollock vivían en Hexham junto a sus hijas Jacqueline y Joanna de 6 y 11 años respectivamente. La familia era bastante feliz, pero todo cambió repentinamente cuando un día, rumbo a la iglesia, tuvieron un accidente automovilístico.

NO TE LO PUEDES PERDER: GEMELAS NACIERON UNIDAS POR EL CORAZÓN, UN AÑOS DESPUÉS LUCEN ASOMBROSA RECUPERACIÓN

Esta tragedia les costó la vida a las dos menores, sus padres quedaron totalmente afectados. Un año después, Florence quedó embarazada nuevamente, otra vez eran dos niñas, pero gemelas. Las llamaron Gillian y Jennifer. Lo único que las diferenciaba eran algunas marcas de nacimiento: Jennifer tenía una en la frente y otra en la cadera, curiosamente, coincidían con cicatrices que Jaqueline tenía en esos lugares.

Cuando las gemelas cumplieron tres meses, la familia decidió mudarse a otra ciudad Whitley Bay, lejos de Hexham. Allí crecieron hasta los cuatro años. Sus padres nunca le contaron sobre el accidente donde murieron sus hermanitas. Grande fue la sorpresa cuando las gemelas empezaron a reconocer lugares en los que nunca antes habían estado, incluso decían que habían jugado en patio trasero de la escuela cuando jamás había ocurrido.

Gillian y Jennifer sabían cómo se llamaban los juguetes de sus hermanas fallecidas. Pero algo las asustaba, eran los carros que pasaban por su lado. En un momento llegaron a gritar: “que el coche iba por ellas”. Lo peor fue que a sus 5 años todos sus recuerdos desaparecieron por completo.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: YOUTUBE: HERMANAS GEMELAS Y SU PROPUESTA INDECENTE

Este misterioso caso fue estudiado por el doctor Ian Stevenson, un psicólogo muy célebre de la época. En total, estudió a las gemelas por 21 años, de 1964 a 1981. Lo que más le llamó la atención al doctor, fueron las diferentes marcas de nacimiento, así como también el comportamiento de las niñas. Cada vez actuaban más como sus hermanas fallecidas, lo que hizo creer que se trataba de un caso de reencarnación.

Fuente: Rolloid