La trágica historia detrás del elefante que inspiró la película ‘Dumbo’ de Disney

¿Viste Dumbo? Fue una de las películas más populares de Disney, pero la historia en la que se basó fue muy trágica. Se inspiró en el elefante Jumbo llamado “el más grande del mundo”.

Compártelo con
Compártelo con
Así fue la verdadera historia de Dumbo

No se parecía en nada al personaje de Disney. Es lo primero que se debe aclarar cuando se trata del verdadero elefante que inspiró la creación de Dumbo. Esta especie sufrió mucho en vida por su paso por zoológicos y circos. Su verdadero nombre fue Jumbo y fue capturado en África cuando era un bebé. Luego, en 1865, lo llevaron a un zoológico en Londres. Allí, durante el día era una gran atracción para los visitantes, pero en las noches padecía grandes ataques de rabia.

NO TE LO PUEDES PERDER: LA TRÁGICA HISTORIA DE LA VEDETTE MÁS PEQUEÑA DEL MUNDO, MEDÍA SOLO 51 CENTÍMETROS

El elefante murió a los 24 años, promedio de vida muy corto para estos animales, 3 tres décadas después, en un documental de la BBC presentado por el naturalista David Attenborough presentó algunos de los misterios del llamado “elefante más grande del mundo”. Attenborough reunió a los especialistas más capacitados para examinar el esqueleto de Jumbo.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: LA TRÁGICA HISTORIA DE LAS QUINTILLIZAS DIONNE: UNA VIDA DE ABUSOS QUE TERMINÓ A LOS 18 (FOTOS)

Se sabe que el animal, durante su estadía en el zoológico de Londres, tenía que llevar diariamente en su lomo a cientos de personas. Richard Thomas, arqueólogo de la Universidad de Leicester en Reino Unido, encontró en sus caderas una superposición inusual de capas de hueso nuevo y viejo. "Son señales de lesiones que su organismo intentaba reparar", señaló Thomas en el documental.

Del mismo modo, en sus rodillas se podían ver huellas y desgastes para un elefante de su edad: Estas lesiones deben haber sido increíblemente dolorosas y fueron resultado del peso que Jumbo debía cargar, paseando grupos de visitantes".

Por las noches, Jumbo vivía verdaderas pesadillas. Sus ataques de furia eran tan terribles que terminaba destruyendo sus propios colmillos. Según algunos relatos, se dice que su cuidados, Matthew Scott, le daba whisky para calmarlo.