Conoce las dolorosas costumbres sexuales del Antiguo Egipto que nadie aguantaría en la actualidad

Compártelo con
Compártelo con
Estas fuertes costumbres no serían tolerables en la actualidad.

El Antiguo Egipto se desarrolló hace más de 4 mil años, centro de los avances más destacados de la humanidad. Los faraones sabían lo importante que era su dominio y por ello hacían hasta lo imposible para conservar la “sangre azul” de su linaje. Para tal fin, estimulaban ciertas conductas sexuales que en la actualidad serían consideradas aberrantes.

NO TE LO PUEDES PERDER: MESSI FUE INDIFERENTE EN SU VISITA A LAS PIRÁMIDES DE EGIPTO Y RECONOCIDO ARQUEÓLOGO LO INSULTÓ

La conservación de la dinastía era muy importante para los faraones, por eso permitían el matrimonio entre hermanos y entre padres e hijas, "con el fin de preservar la pureza". Según diversos historiadores, los egipcios tenían una vida sexual natural y pragmática. En parte porque las altas temperaturas en las que vivían, los hacían vestir con prendas muy ligeras y delgadas, que a veces los hacían parecer como si estuvieran desnudos.

"Había imágenes de monstruosa obscenidad que realmente me dieron una extraña impresión acerca de la sabiduría y compostura egipcia", dijo el egiptólogo francés Jean-Francois Champollion. El experto en esta cultura se refirió a la muestra llamado “Papiro erótico de Turín”, una pintura en la que se ve una orgía con participación de miembros de la Corte, sacerdote y altos cargos y aparecen frases como “ven y métemela por detrás”.

Según algunos mitos, en el Antiguo Egipto el semen tenía un valor sagrado, según se puede leer en un artículo publicado en el medio ABC. Para los egipcios, el origen del mundo comenzó con el dios Atum, quien luego se masturbó y de su semen nacieron los otros dioses y el flujo del río Nilo.

Después de ello, cada año, el faraón de turno se dirigía a las orillas del Nilo para rendir culto de homenaje al dios Atum masturbándose y cuidando que semen cayera en el río y no en la orilla. Detrás de él repetían la acción el resto de los asistentes.

En el Antiguo Egipto la mujer gozaba de una gran independencia en comparación con otras civilizaciones: no tenía ninguna dependencia legal del marido (de hecho, no existía la ceremonia del casamiento) y tampoco sufría presión para llegar virgen al matrimonio.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: MIRA EL DETRÁS DE CÁMARAS DE ‘DIOSES DE EGIPTO’ Y SORPRÉNDETE CON SU REALIZACIÓN

Dos prácticas hoy reprobada pero muy habitual entre los egipcios eran la necrofilia y la zoofilia. De ambas también ha quedado constancia en dibujos de aquella época.  El sexo con los muertos estaba asociado a la idea de liberación del alma y una posible resurrección. Mientras que uno de los objetos más extraños hallados por los arqueólogos es un primitivo consolador fabricado con restos de un pene de cachalote.