Bebió un litro de cerveza diario durante un mes y el cambio de su rostro es alarmante (FOTOS)

El muchacho quiso demostrar los cambios físicos que ocurren en una persona cuando toman mucho alcohol y los resultados son increíbles.

Compártelo con
Compártelo con
Los resultados de este experimento son dramáticos.

Un nuevo experimento social está alarmando a miles de usuarios de redes sociales. Se trata de un joven que se prestó para saber las consecuencias del alcohol en nuestro organismo y para eso tomó un litro de cerveza por 5 o 6 veces a la semana durante un mes y los cambios se reflejaron en su rostro, las diferencias son dramáticas.

NO TE LO PUEDES PERDER: ¡ADIÓS A LOS RONQUIDOS! CONOCE EL REMEDIO CASERO QUE HARÁ QUE TU PAREJA TE DEJE DORMIR PLACENTERAMENTE

Antes de empezar con esta prueba, el joven dejó en claro desde el comienzo que él no tenía muchos malos hábitos, es más, acostumbraba ejercitarse por las mañanas y tomaba algunas copas de alcohol en días especiales. Se ofreció ser parte de este experimento para hacer un llamado a todas las personas que tienen problemas con este vicio y vean cómo afecta a nuestro organismo.

Así empezó:

Primera semana:

El joven cuenta que después de unos días de tomar cerveza, empezó a experimentar fuertes dolores de cabeza. “Al comparar las fotos noté que mi rostro estaba un poco hinchado y que tenía ojeras bajo mis ojos”.

Segunda semana:

Empezó a tener complicaciones para dormir y levantarse temprano. “Lo peor era que ahora me costaba cerca de una hora de esfuerzos (y una taza de café muy fuerte) lograr realmente despertar y comenzar mi día de trabajo”.

Tercera semana:

Dejó de tener paciencia y su capacidad para concentrarse bajó notablemente “Sentía la necesidad de relajarme al final de cada hora. No paraba de mirar mi reloj, esperando que el día de trabajo terminara”.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: SALUD: 4 EFICACES TRUCOS PARA MEJORAR LA FERTILIDAD MASCULINA, TODO ES NATURAL

Cuarta semana:

Su aspecto físico era otro, ganó bastante peso y empezó a tener imperfecciones en el rostro.

El joven espera que este experimento valga la pena y que las personas con problemas de alcohol empiecen a tomar conciencia y no cervezas.