¿Quieres bajar de peso y no puedes? 3 enfermedades que impedirían la disminución de medidas

Compártelo con
Compártelo con

¿Qué sientes cuando no logras tus objetivos? Seguro que mucha molestia, rabia e impotencia, y esto podrías sentir cuando, a pesar de las dietas y gimnasio, no logras bajar de peso. Tenemos muy claro que perder kilos es una tarea que implica mucho sacrificio y disciplina, por tal razón si eres una persona que cumple estos requisitos y aun así no logra tener el cuerpo deseado ¿algo no andaría mal de repente? Quizá tu salud no está en las mejores condiciones y podrías sufrir alguna de estas 3 enfermedades que impiden que llegues a tu meta. Si presentas alguno de estos síntomas, te recomendamos que acudas a un especialista para que te pueda ayudar.

NO TE LO PUEDES PERDER: ¿CÓMO ACTIVAR LA HORMONA QUE TE AYUDA A BAJAR DE PESO? SIGUE ESTOS 4 PASOS

1. Hipotiroidismo

Es un trastorno que se produce cuando la glándula tiroidea (ubicada en la parte anterior del cuello y encargada de regular el metabolismo y asimilamiento de calcio) se debilita y disminuye la segregación de hormonas en el cuerpo. Puede ser hereditaria.  Entre los síntomas que esta presenta están la piel seca, cabello sin brillo, uñas quebradizas, cansancio, estreñimiento y dolores.

NO TE PIERDAS ESTO: NUTRICIÓN: ALIMENTOS ANTIOXIDANTES AYUDAN A PREVENIR EL CÁNCER

2. Hiperinsulinismo

Este mal se produce por un aumento de la hormona insulina (que regula la glucosa, fuente de energía) generada por el páncreas. El hiperinsulinismo es llamado también prediabetes.  Y si las zonas de la nuca, axilas e ingle se tornan de color oscuro, preocúpate, porque podrías estar sufriendo de esto.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: 6 SECRETOS PARA ADELGAZAR Y SEGUIR DISFRUTANDO DE LA COMIDA

3. Síndrome de Cushing

Es un mal causado por el exceso de la hormona cortisol en la sangre (que mantiene los niveles de la glucosa y el funcionamiento de los sistemas nervioso y cardiovascular). Una razón puede ser el uso excesivo de antiinflamatorios. Si sufres de obesidad en la parte superior del cuerpo, brazos y piernas delgadas, fatiga severa, hipertensión, aparición de hematomas con facilidad, te recomendamos que visites un médico para una consulta, pues podrías tener este síndrome.

Fuente: Trome