Gastó miles de dólares para casarse con hombre 45 años menor, pero recibió una terrible noticia

La inglesa Angela Nwachuku, 72 años,  conoció al nigeriano CJ Nwachuku, un hombre 45 menor que ella, vía redes sociales. Chatearon, se enamoraron y se casaron, pero recibió una terrible noticia.

Compártelo con
Compártelo con
Mira lo que pasó

El amor cuando es real no debería tener inconvenientes, pero, en algunos casos, todo resulta en contra y no se logra consumar. Y este es el caso de Angela Nwachuku, una inglesa de 72 años. Hace 2 años, en el 2015, ella creyó haber conocido a quien sería el amor de su vida, pero cuando se consumó, lo que sucedió después fue solo tragedia. Ella era una asidua usuaria de Facebook y le llegó una solicitud de un hombre. Ella aceptó pensando ‘qué de malo hay en esto’. Empezaron a conversar y notaron que todo fluía con naturalidad.

NO TE LO PUEDES PERDER: HIJOS DE CELEBRIDADES QUE SON UNOS "TERRIBLES DOLORES DE CABEZA"; JACKIE CHAN PADECE MUCHO (FOTOS)

“Él era tan apuesto, con grandes ojos cafés y un cuerpo para acompañar. Chateamos por horas sobre la familia y nuestros hobbies, antes de que me diera cuenta estábamos hablando a diario. A pesar de la gran diferencia de edad, nos llevamos bastante bien. No pude evitar empezar a desarrollar sentimientos por él,traté de evitarlo”, dijo Angela.

Luego de las conversaciones, comenzaron las videollamadas por Skype, y en una de esas sesiones, CJ Nwachuku, un joven de Nigeria de 27 años le propuso matrimonio y ella aceptó. Tres meses después del matrimonio se casaron en Nigeria. Desde entonces, solo lo ha visto en dos ocasiones, la primera fue en el matrimonio.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: SEÑALES PARA RECONOCER SI TU PAREJA ES UN PSICÓPATA; TE SORPRENDERÁS LO QUE OCULTAN (FOTOS)

Lamentablemente, hasta el momento él no ha podido visitarla en Inglaterra, donde reside la anciana, pues la visa de turista que ha solicitado le ha sido negada constantemente, haciendo que ambos sólo se hayan visto una vez más, cuando ella volvió al país a verlo.

Según las autoridades, se le niega la visa porque Angela no tiene la capacidad financiera para asegurar que puede mantener a CJ en Inglaterra durante los seis meses que dura la visita. Y, además, él no tiene los medios para justificar que pueda sustentarse económicamente por su propia cuenta.

Hasta el momento ella ha gastado alrededor de 24 mil dólares en abogados para tratar de vivir en el mismo país que su marido. Según Angela, el hombre pagará su parte de los gastos cuando pueda. 

Fuente: Upsocl