¿Por qué tenemos ganas de ir al baño justo cuando llegamos a casa? La ciencia lo explica

Tal vez no es un tema que guste mucho hablar, pero seguro que varias veces has tenido la sensación de ir al baño justo cuando llegas a tu casa, ¿sabes por qué?, la ciencia lo explica.

Compártelo con
Compártelo con
Todos hemos tenido esa sensación en algún momento.

Hablar de temas íntimos como ir al baño es un poco incómodo; sin embargo, existen algunas dudas que todos tenemos y que necesitan ser aclaradas. Por ejemplo, muchas veces hemos tenido la sensación de ir a los servicios justo cuando llegamos a nuestra casa, ¿por qué ocurre eso? ¿Coincidencia? ¿Costumbre? La ciencia tiene la respuesta.

NO TE LO PUEDES PERDER: CONOCE AL ‘GUSANO ALIEN’, UNA MISTERIOSA ESPECIE HALLADO EN FILIPINAS; SU ASPECTO ES ESPELUZNANTE (VIDEO)

Jack Gillbert, director del Centro del Microbiona de la Universidad de Chicago relaciona esta acción con un tema sensorial “todos tenemos una serie de respuestas cognitivas que están casi preprogramadas.

“Cuando entras a tu casa, recibes ciertos estímulos sensoriales, quizás el aroma, la temperatura, el ruido que hace el piso cuando caminas, lo que estás viendo, hasta los microbios que viven contigo contribuyen a la sensación de sentirse más cómodo en el hogar, afirma el experto. “Todo es sensorial. Un aroma puede hacerte salivar, otro puede repugnarte”, agrega.

Lo que "sientes" es un estado fisiológico. Es la forma en la que tu cuerpo responde al ambiente. Es una respuesta química que dispara otra respuesta química. Al llegar a casa, cambia tu nivel de adrenalina y tu tolerancia a la glucosa; los sensores de energía de tus músculos se alteran, así que respiras y quemas energía de otra forma; también tu patrón de sueño se modifica.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: RETO DE TOMARSE UN SELFIE SIN TOCAR EL CELULAR Y CHOCANDO LAS MANOS SE HA VUELTO VIRAL, ¿LO INTENTARÍAS?

Por eso que puedes sentir ganas de ir al baño, ganas de dormir, entre otras cosas que solo harías en lugares donde realmente te sientes cómodo.

Fuente: BBC