Preciso momento en que una mujer da a luz a su sexto hijo en un pasillo de hospital [FOTOS]

Para Jes Hogan la llegada de su sexto hijo pero el primer varón se convirtió en todo un acontecimiento. Dio a luz en un pasillo de hospital y todo quedó inmortalizado. 

Compártelo con
Compártelo con
Caso impacta al mundo.

El momento de alumbrar a un bebé es una etapa considerada para la mayoría de mujeres como la más temible, pues son minutos cruciales donde la vida de la madre y el pequeño corren peligro; por tal motivo, merecen una serie de cuidados rigurosos en manos de especialistas.  Sin embargo, los contratiempos en pleno acto nunca faltan y este es uno de ellos:

TE PUEDE INTERESAR:Padre e hija se reencuentran tras 20 años separados, se casan y el mundo repudia el acto [FOTOS]

Para Jes Hogan la llegada de su sexto hijo pero el primer varón se convirtió en todo un acontecimiento. Por tal motivo horas antes de alumbrar a su pequeño y sintiendo las primeras contracciones acudió al hospital inmediatamente. Sin embargo, durante el trascurso del día, su cuerpo sólo dilató un centímetro y fue devuelta a su casa.

Tras cuatro días de incertidumbre, los dolores se intensificaron a tal extremo que pensó que su bebé iba a nacer en su casa; sin embargo, su esposo quien manteniendo la calma en todo momento, supo manejar hasta el hospital.

“Cuando nos acercamos al último giro al hospital, comencé a gritar que el bebé estaba por llegar. Hizo sonar el claxon rápidamente mientras yo gritaba a través de las contracciones y se metió rápidamente en la unidad de ER “.

Caminaba desesperada atención médica y no aguantó, su bebé nació en un frio pasillo de un hospital. Su relato es impresionante:

NO TE LO PIERDAS: Venezuela: matan a joven, lo descuartizan y se lo comen, todos acusan a su familia

“Sé que en este momento dije algo en el sentido de ‘Dios mío, él está aquí’. Luego comencé a quitarme los pantalones porque podía sentir que mi cuerpo empujaba la cabeza del bebé.

Todavía tenía las manos en la cabeza del bebé también, así como también en mi espalda mientras nos acostaban. Esa misma enfermera suavemente le quitó la cuerda que estaba flojamente alrededor de su cuello. Llegó al piso justo dentro de la entrada de la sala de emergencias a las 3:38 am. Menos de 5 minutos desde el momento en que rompí el agua en casa “.