La historia de Jonathan: fue a comer y casi es asesinado en público; ser homosexual era su delito [FOTOS]

La orientación sexual de Jonathan Castellari casi se convierte en su sentencia de muerte, debido a que 8 muchachos no dudaron en mostrar el peor lado de la homofobia y lo atacaron salvajemente. 

Compártelo con
Compártelo con
El joven se salvó de milagro del violento ataque que puso su vida en riesgo.

La discriminación y la homofobia son unos de los grandes males que aún invaden la sociedad pese a que los años avanzan rápidamente, y un claro ejemplo es la historia de Jonathan Castellari, un joven que jamás imaginó que su vida pudo haber terminado en cualquier momento, todo por la intolerancia de un grupo de personas por su orientación sexual

TE PUEDE INTERESAR: ARACELY ARÁMBULA Y SU INCREÍBLE ANTES Y DESPUÉS; EL CAMBIO DE FIGURA ES RADICAL [FOTOS]

La noche fue perfecta, y eran casi las 6:30 de la mañana cuando el joven de 25 años regresaba de bailar junto a su amigo sebastian, pero debido a la hora, vieron como una gran idea ingresar al Mc Donald's de la Avenida Córdoba al 3100, ya que tenían apetito y un buen desayuno les devolvería las fuerzas, pero jamás imaginaron que ello sería su peor error. 

Cuando esperaban la comida, un grupo de 8 chicos de entre 20 y 25 años ingresó también al local con el mismo objetivo, pero algo andaba mal, ya que algunos empezaron a verlos, se burlaban de ellos y hacían chistes con su sexualidad. 

"Estábamos esperando nuestro pedido, haciéndonos chistes, riéndonos de lo sucedido durante la noche. Hablábamos entre nosotros. En ese momento entró un grupo de 8 chicos, de contextura grande, y notamos que estaban alcoholizados. Nos miraban, hacían chistes, se reían de nosotros. Fue ahí cuando decidimos salir con Jonathan a fumar un cigarrillo y esperar que se fueran", relató el Sebastián para Infobae. 

Según contó, Jonathan salió primero y vio que uno de los muchachos lo abrazó y se lo llevó, acto seguido el resto de chicos comenzó a pegarle y no se detenían, él intentó pararlos pero nada pudo hacer contra todo el grupo, incluso también se llevó algunos golpes. 

"Cuando lo soltaron lo agarré como pude y justo una enfermera del Sanatorio Güemes (está a dos cuadras del local) estaba tomando un café y le dio los primeros auxilios", manifestó el joven, quien lo llevó de inmediato al centro de salud por la condición crítica que presentaba.

NO TE LO PIERDAS: LA SEXY MUJER QUE LE ROBÓ EL CORAZÓN A THE UNDERTAKER, EL AMOR NACIÓ EN EL RING [FOTOS]

LAS SECUELAS

"Fuimos a verlo recién, no paraba de llorar y de decirnos que le pegaron por puto", dijo a Infobae María Rachid, titular del Instituto contra la Discriminación de la Defensoría del Pueblo CABA, además relató que su situación era complicada porque podía perder un ojo y necesitaba ser operado de inmediato. 

Según revelan, los agresores los siguieron hasta el sanatorio y no dejaban de insultarlos, además el joven agredido confesó que ellos le gritaban mientras lo golpeaban: "Te vamos a matar por puto".