El triste presente que atraviesa la mujer que soñó con ser la más tatuada del mundo [FOTOS]

La mujer confesó el terrible momento que atraviesa por culpa del exceso de tatuajes que tiene en todo su cuerpo.

Compártelo con
Compártelo con
La mujer soñaba con batir un récord guinness.

Lidia Reyes es una española que llegó a ser la mujer más tatuada de su país, estaba camino a ser la más tatuada de Europa y su sueño era conseguir el Récord Guiness a la más tatuada del mundo; sin embargo, no se siente la misma cuando se mira al espejo y ahora ha decidido borrárselos.

NO TE LO PUEDES PERDER: 10 CURIOSOS TATUAJES DE PRISIÓN Y SUS ASOMBROSOS SIGNIFICADOS (FOTOS)

“Me estoy quitando los tatuajes de la cara porque me he cansado, no porque no me gusten o me vea fea; a mí me encantan los tatuajes de la cara, por eso me los hice”, explicó Reyes a través de su canal de Youtube. “Pero echo en falta mi rostro de antes, por esto me estoy haciendo el láser facial”, añadió.

 

Feliz sabado LVERS!!!!

Una publicación compartida de Lidia Reyes Oficial (@lidiareyesoficial) el

Pese a que ya no desea lograr el Récord Guinnes, la mujer confiesa que no se quitará todos los tatuajes. “No me los voy a quitar todos, me voy a quitar el 95% de los tatuajes de la cara y luego me haré alguno nuevo incluso, pero me he cansado de verme tan llena”, aseguró

Se quitará tatuajes de su rostro, pero se hará otros en lugares donde aún haya espacio, como la palma de sus pies. “Los que me borre por aquí me los pondré en otra parte del cuerpo, ningún problema. Todos los tatuajes tienen un significado para mí”.

Sin embargo, quitarse estos tatuajes no son nada fáciles, pues el proceso es bastante doloroso. “Como si te estuvieran dando latigazos con una goma en la cara, así es el dolor que se siente. Pero soy la menos indicada para hablar porque tengo un nivel de aguante del dolor muy alto”, advirtió.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: 10 PERSONAS A QUIENES NO LES IMPORTA EL QUÉ DIRÁN Y LUCEN SUS CUERPOS CON ‘CREATIVOS’ TATUAJES [FOTOS]

Muchos pensarán que está mujer tiene algún tipo de problema, pero Lidia cree que el tatuaje es una forma de vida. Tanto así, que tatuó incluso sus ojos. “Los llevo rosas, me los tatué, es evidente que no voy fumada”, aclaró en una publicación.