• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

El escalofriante proceso que sufrió una mujer transexual para convertirse en dragón [FOTOS]

Al momento que le detectaron VIH un hombre que vivió cómodamente en Estados Unidos decidió dejar atrás su familia y buscar una forma de "trascender a la muerte". Se convirtió en una mujer transexual gastando miles de dólares.

Gastó más de 40 mil dólares para ser "dragona".

Richard Hernandez trabajaba como vicepresidente de uno de los bancos más importantes de Estados Unidos y tenía lo que se puede decir una “vida convencional”. Sin embargo, todo cambió cuando le detectaron VIH, fue cuando decidió que no debía morir como un hombre y menos, como ser humano; convirtiéndose en Eva Tiamat Medusa, una transexual “dragona”.TE PUEDE INTERESAR: Esta es la forma correcta de eliminar los parásitos de fresas y hortalizas; la lejía no acaba con ellos

instagram prueba

Cuando todavía trabaja para el banco vivía en Texas (Estados Unidos) y ahora que tiene 56 años asegura que desea ser el transexual más modificado de toda la historia: se ha cambiado la nariz, cortado las orejas, dividido la lengua, se ha puesto ocho cuernos y eliminó el blanco de sus ojos con tinta verde, extraído varios de sus dientes, además de tatuarse escamas por todo el cuerpo.Hace algún tiempo muchos medios comentaron sobre Eva Tiamat Medusa por haber gastado un promedio cerca de 50 mil dólares. “Para mi esta transformación es el viaje más importante de mi vida”, explicó.“Tuve dos nacimientos, el natural y un segundo entre mis padres reptilianos”, añadió que sus hermanos ahora son dos serpientes cascabel. “Por muchas cosas buenas que tengan los humanos, son las criaturas más destructivas. Se matan entre ellos sin razón, se matan entre ellos por buena razones. Los humanos han sido la principal fuente de angustia de mi vida”, enfatizó visiblemente apenado por algunos episodios tristes que padeció.NO TE LO PIERDAS: "¡Qué vaina!", "arrecho", "dar la cola" y demás modismos venezolanos que debes conocer antes de pasar un momento bochornoso

instagram prueba