Vendía 'carne especial' en la carretera, pero tras analizarla, lo sentenciaron a cadena perpetua (FOTOS)

Hoy Estados Unidos recuerda a unos de sus asesinos más terroríficos que marcó la historia, debido a que no solo se jactó de haber asesinado a varias, sino que también las usó de insumo para hamburguesas.

Estados Unidos fue escenario de uno de los crímenes más monstruosos del país, que tras más de dos décadas vuelve a ser primera plana de muchos medios internacionales, debido a que el culpable de lo sucedido fue hallado muerto en su celda en la prisión de Maryland, y hasta el momento hay muchos misterios que no han sido resueltos.

TE PUEDE INTERESAR: SU BEBÉ SE ENFERMABA CONSTANTEMENTE, ABRIÓ EL BIBERÓN Y DESCUBRIÓ ALGO HORRIBLE

Se trata de Joseph Roy Metheny, quien tenía 62 años cuando sus crímenes fueron descubiertos por los autoridades y fue sentenciado por el tribunal de Maryland de Estados Unidos a dos cadenas perpetuas, pese a que lo cometido equivalía a una pena de muerte, y su historia dio la vuelta al mundo.

SU HISTORIA

Metheny inició con su locura cuando su pareja se fue de la casa llevando a su hijo de 6 años, pero las autoridades lograron descubrir que el menor estaba siendo usado para traficar drogas y terminaron llevándolo por abuso y abandono infantil.

El sujeto logró descubrir el paradero de su exmujer, y en un lapso de solo 7 horas terminó asesinando a 5 personas, pero ellas no fueron las únicas víctimas, ya que también masacró a dos más y guardó partes de su cuerpo en un refrigerador, las cuales usaría tiempo después como insumos para hamburguesas.

LAS VÍCTIMAS

Identificadas como Kathy Spicer de 23 años y a Cathy Ann Magaziner de 39, ambas se convirtieron en víctimas del sujeto y partes de su cuerpo fueron mutiladas, y para sorpresa de muchos, el sujeto terminó reconociendo los crímenes e incluso agregó que "le gustaba hacerlo".

NO TE LO PIERDAS: CONSEJOS PARA QUE LA BATERÍA DE TU TELÉFONO MÓVIL DURE EL MÁXIMO TIEMPO POSIBLE

Según sus declaraciones, él cocinó las partes de ambas víctimas y las vendió como barbacoa y sándwiches en una carretera de Baltimore. “Los gustos eran muy similares al cerdo. Si lo mezclas, nadie puede saber la diferencia”, dijo con frialdad ante el juzgado. 

Tras todo lo dicho, el sujeto aclaró que nunca iban a escuchar de su boca un "lo siento", ya que esas palabras serían una completa mentira.

A veces lo improvisado sale mucho mejor que lo planificado

Publicado por Aweita en Martes, 8 de agosto de 2017

Pero hay un problema, la corte de Alemania se niega a darle datos del prostíbulo :/

Publicado por Aweita en Martes, 8 de agosto de 2017

"Todos sabemos en qué terminará eso", dice uno de los polémicos comentarios por la foto de Mia Khalifa

Publicado por Aweita en Martes, 8 de agosto de 2017

Video recomendado

Te puede interesar

LO MÁS VISTO