• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Descubrió la infidelidad de su novia gracias a una cámara secreta en el gimnasio (VIDEO)

Un joven descubrió la infidelidad de su novia de la peor manera. Instaló una cámara secreta en el gimnasio y halló la peor traición que pudo imaginar.

¿Confías en el entrenador de tu novia?

Jamás confié en los entrenadores de gimnasio, y esto me da la razón. Lo más devastador en una relación es la infidelidad. Nada peor que sentir que la persona que amas no te corresponde, siente que eres completo(a) para él o ella y busca en otros brazos diversión, pasión o romance. Eso fue lo que le pasó a este joven, cuyo corazón se rompió al ver la rutina de ejercicios de su novia.

MIRA ESTO: LOS 4 PEORES SIGNOS DE ZODIACO PARA SER NOVIO O ESPOSO; TAURO TE HARÁ SUFRIR [FOTOS]

El joven decidió probar la fidelidad de su enamorada. Confiado en su relación, aceptó que coloquen una cámara oculta en el gimnasio donde su chica entrenaba. A través de un computador él sería testigo de todo, y posteriormente la historia sería compartida en YouTube. Pero lo que encontró lo dejó sin palabras.

El entrenador se aprovechaba de su novia, ¡y ella no decía nada!

TIENES QUE VER ESTO: ELLA MANDÓ FOTO A SU ESPOSO, PERO OLVIDÓ OCULTAR EL DETALLE DE SU INFIDELIDAD

Le agarra la cintura con confianza, instruye con paciencia cada ejercicio, incluso le toca las nalgas para indicar qué zona debe trabajar con más esfero. A la joven parece no incomodarle la situación y disfruta de la cercanía con su musculoso entrenador.

El novio no puede creer lo que ve y en su cara la desilusión se dibuja. Al final del vídeo, el entrenador invita a salir a la chica y ésta acepta, con una curiosa frase: “Podemos salir si no te molesta que tenga novio”.

¡¿Qué rayos significa eso?!

Si para esta mujer tener novio y aceptar otras citas es normal, pues definitivamente tiene un problema. ¿Dónde queda el respeto para la pareja?

El clip fue subido al canal “Para atrapar a un tramposo”, encargado de probar la fidelidad de las parejas.

Así que ya lo saben, cuidado con los entrenadores de gimnasio.