Conoce los Google Glass y el primer diagnóstico de adicción a ellos

Hombre sólo se sacaba las gafas inteligentes cuando se iba a bañar o a dormir, las usaba 18 horas diarias.

 
En junio de este año Google anunció que lanzaba Google Glass (lente google) fuera de Estados Unidos a un costo para el mercado europeo de 1000 €.
Se puede adquirir en diferentes colores:  rojo, negro, carbón, blanco y azul. Al poco tiempo recibió una mejoría en la memoria RAM de 2GB.
 
PARA QUÉ SIRVEN
 
Las gafas de Google, que en realidad sólo posee el dispositivo para un ojo tienen el propósito de brindar mayor información a los usuarios de teléfonos inteligentes, sin la necesidad de escribir o tener los gadgets en la mano.
 
El proyecto de los lentes pertenece a la parte de Google X Lab, que ya viene desarrollando ideas como vehículos autónomos. Google Glass tendrá un sistema operativo de Android y ya está patentado por Google.
 
 
CARACTERÍSTICAS
  • Cámara de 5 megapíxeles, capaz de grabar vídeo 720p
  • Wi-fi 802.11b/g
  • Bluetooth
  • Batería: hasta un día de uso, aunque indican que utilizarlas con Google Hangouts o para grabar vídeo reducirá la batería
  • Almacenamiento de 16 GB sincronizados con la nube (12 GB disponibles)
  • Texas Instruments OMAP 4430 SoC 1.2GHz Dual (ARMv7)
  • 682MB RAM "prox"
  • Giroscopio de 3 ejes.
  • Acelerómetro 3 ejes
  • Sensor geomagnético (brújula)
  • Sensores de luz ambiente y sensor de proximidad interno.
  • Sistema de inducción ósea para la transmisión del sonido. A partir de la versión 2.0 se permite la utilización de auriculares específicos.
  • La montura es ajustable.
  • Actualmente se basa en Android 4.0.4 modificado y adaptado al dispositivo 

 

ADICCIÓN
Será por esto que un hombre quien tenía sólo dos meses usando el Googles Glass ya fue diagnosticado por doctores como un caso de adicción a la tecnología.
Este sujeto en realidad empezó un tratamiento para adicción al tabaco y alcohol, pues recibía esto gratis en la Marina de Estados Unidos, así cuando empezó el proceso se les pidió a todos no usar aparatos tecnológicos.
Los especialistas descubrieron que él utilizaba los Google Glass por más de 18 horas al día y que mientras dormía, sus sueños tenían la resolución que le brindaba el aparato.
No sólo eso, sus movimientos eran ademanes de prender el gadget a pesar de que ya no lo tenía puesto. Los doctores detectaron en él los típicos casos de abstinencia como la fuerte irritabilidad.
Éste es el primer caso diagnosticado de adicción al Google Glass.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO