La historia de las Hermanas Pajilleras de la Caridad de Málaga

Con autorización del Obispo de Andalucía en diciembre de 1840, se creó “El Cuerpo de Pajilleras del Hospicio de San Juan de Dios de Málaga”, grupo de hermanas que cobran fama por sus servicios de consuelo (con maniobras de masturbación) prestados a los soldados españoles heridos en la guerra carlista española.
 
La hermana Sor Ethel Sifuentes de 45 años, quien cumplía funciones de enfermera en el mencionado hospicio, fue la autora intelectual de la idea, quien notó la ansiedad de los soldados, ya que veía la atmosfera del pabellón de heridos del hospital saturada de testosterona, hirviendo en deseo.
 
Sor Ethel decidió juntar un grupo de hermanas caritativas y comenzó a “pajillear” a los robustos y viriles soldados sin distingo de grado. Gracias a la pajilla diaria que recibían los soldados, estos comenzaron a recuperarse pronto de sus enfermedades.
 
Con el tiempo, la hermandad de las “Masturbadoras de la Caridadcreció gracias a voluntarias seculares que se sumaron a brindar tan abnegada labor social.
 
Debido al éxito de las “Pajilleras de la Caridad” (como fueron llamadas popularmente), distintas agrupaciones y asociaciones de mujeres comenzaron a reunirse para el mismo servicio, creándose así “El Cuerpo de Las Pajilleras de La Reina”, “Las Pajilleras del Socorro de Huelva”, “Las Esclavas de la Pajilla del Corazón de María” y “Las Pajilleras de la Pasionaria”, que brindaron auxilio a las tropas de la república española.
 
 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO