¿Hay gusanos que invaden nuestro cerebro?

Las tenias de cerdo (Taenia Solium) pueden infectar rápidamente nuestro cuerpo, los ojos, los tejidos y principalmente el cerebro, alimentándose del organismo que invaden, confundiendo a los médicos debido a que migran a distintas partes del cuerpo para establecerse en él, según un reciente artículo publicado en CNN.
 
Las larvas de cerdo pueden enquistarse en cualquier parte del cuerpo causando daño a nuestros tejidos, produciendo ceguera, parálisis o incluso la muerte.
 
 Existen dos formas de infectarse de este virus; la más común es por comer carne de cerdo infectada, produciendo que un gusano adulto habite en nuestro intestino.
 
 
La segunda forma es mediante una larva que se encuentra en las heces del cerdo, la que infectaría muchos de nuestros tejidos, produciendo un mal llamado neurocisticercosis, infección que con el tiempo causa epilepsia.
 
Las infecciones por tenias de cerdo son tratables mediante medicamentos y las principales causantes de la infección son la falta de higiene, principalmente por no lavarse las manos, ya que autoinfectarnos con un gusano que habita en nuestro propio intestino es común.
 
“Debido a que es una infección tan rara, no es económicamente viable crear un medicamento solo para este gusano, aseveró la genetista Hayley Bennett del Instituto Wellcome Trust Sanger, en Cambridge.
 
“Pero al compararlo con otras tenias podemos ver qué otros medicamentos podrían aplicar”, añadió Bennett para la CNN.
 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO