Maltrato Animal: 7 razones para incluir al toro y gallo en la ley

Tras la reciente aprobación del dictamen para castigar el maltrato animal, uno de los puntos discutibles sobre la norma es la exclusión del gallo y el toro porque la utilización de ambos tiene un ‘carácter cultural’, punto aún más discutible y que divide a ciertos sectores de la población.
 
#1 El toro posee un sistema nervioso muscular igual que los demás mamíferos según la neurobiología, quedando demostrado que los toros sufren de modo muy parecido al del ser humano.  
 
#2 El toro sufre más estrés dentro del camión que en el ruedo; los niveles de 'cortisol' y las 'catecolaminas' son elevados (tres veces mayor) cuando los toros son transportados al ruedo que durante el acto mismo de la pelea ante la presencia del torero, según reseña la neurobiología en distintos estudios científicos.
 
#3 Las corridas de toros no son deporte ya que una de las principales normas deportivas es la igualdad competitiva, y existe una diferencia real entre el torero y el toro, este último es preparado en los establos para que no de lucha en el supuesto ‘juego deportivo’.
 
#4 Las corridas de toros no son un arte ni cultura. La mayoría de definiciones sobre el arte aseveran que es un proceso de creación y construcción, es decir da vida, en ningún momento la quita.
 
Sobre la cultura, acotamos que esta será válida cuando dé valor al ser humano, transformándolo en sensible, inteligente y civilizado, según convenciones de la UNESCO, principal ente en materia cultural. La pregunta evidente es si ¿La tauromaquia cumple con lo mencionado?.
 
#5 Los toros bravos no nacieron para eso. La teoría que asegura que los toros bravos nacieron para la pelea se derrumba al tener en cuenta que dichos animales son preparados durante meses por los propios humanos para dichos espectáculos de sangre y horror, por tanto, son condicionados directamente para ese comportamiento durante la pelea taurina.
 
#6 La violencia solo genera conductas agresivas en la sociedad según distintos estudios científicos, en sentido las peleas de gallo son un estímulo real que promueve la violencia.
 
#7 Genera rechazo, miedo, tristeza y angustia en el espectador menor de edad, a ello, sumemos que dichos niños y niñas observan los shows en frente de personas que aceptan dichos actos como normales e incluso vibran de la emoción cuando muere el toro o el gallo.
 
 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO