Sonido del tránsito provoca obesidad, según estudio sueco

Ya no es suficiente con hacer dieta o tener cuidado de la comida chatarra, ahora se ha descubierto que el sonido del tránsito engorda, según reveló un reciente estudio elaborado por investigadores suecos.
 
Así un grupo de investigadores han analizado los efectos del sonido en un gran grupo poblacional (más de 5 mil personas), determinando que las personas más expuestas al ruido tienen más grasa.
 
De esto modo, el sonido del tráfico (que en realidad debería decirse tránsito) tiene relación directa con un mayor riesgo de grasa en la tripa del estómago, lo que produciría a futuro mayor riesgo de padecer obesidad central
 
Cabe acotar que el sonido analizado fue de tres fuentes, del ferroviario, del automovilístico (por carretera), y el producido por aviones.
 
Los investigadores añaden que el ruido o sonido debe estar por encima de los 45 decibeles para ser considerado como dañino.
 
Por ello, mientras más expuesto estés a distintos tipos de ruido, mayor será el riesgo de obesidad abdominal, sobretodo, si el sonido que escuchas es producto de una combinación de sonidos. 
 
El estudio fue publicado recientemente en la revista digital 'Occupational & Environmental Medicine', la cual respalda la autenticidad del estudio, el mismo que fue elaborado durante años y a un gran grupo de personas.
 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO