• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Policías incautan 92 gallos de pelea, pero el destino final de los animales fue trágico

La policía de Camboya incautó a 92 gallos de pelea y todos creían que tendrían un mejor destino; sin embargo las autoridades sorprendieron con lo que hicieron. La medida ha sido muy criticada.

Todo terminó así

Como en otros países, en Camboya las peleas de gallo son muy frecuentes. Sin embargo, las apuestas están prohibidas en la mayoría de casos, pero aun así son muy populares. En este país asiático sucedió un hecho que ha sorprendido a los seguidores de este tipo de espectáculos y a los animalistas. En una intervención policial, las autoridades incautaron 92 gallos de pelea, pero lo que hicieron después saltó a las primeras páginas de los diarios. Luego de requisar a los animales, la policía hizo un festín con ellos y terminaron en su cena.

NO TE LO PUEDES PERDER: SALIERON DE CASA POR NAVIDAD Y SE TOPARON CON DOS PITBULL, EL FINAL ESTREMECIÓ A TODO EL PAÍS [FOTOS]

Los gallos pertenecían a Thai Phany, sobrino político del inamovible primer ministro del país, Hun Sen, y fueron confiscados a principios de diciembre en las provincias de Kandal y Takeo. Phany era sospechoso de dirigir estos eventos y fue acusado de práctica ilegal.

El final de los gallos fue lo que impactó a más de uno: “El miércoles dimos los gallos a nuestros policías para que se los coman”, explicó a la AFP Roeun Nara, adjunto al jefe de la policía de la provincia de Kandal.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: ¿QUÉ RESULTARÍA DEL CRUCE ENTRE UN PERRO SALCHICHA Y UN PITBULL? MIRA EL ASOMBROSO RESULTADO (FOTOS)

“¡Órdenes para matar a los pollos! ¿Y dónde están los propietarios, están libres?”, escribió Hing Soksan en Facebook, donde este jueves circulaban numerosas fotos de la masacre de los 92 gallos.