• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Solo nos enamoramos tres veces en la vida, según la ciencia

Conoce por qué solo te puedes enamorar tres veces en la vida, y qué es lo que pasas en cada una de estas etapas.

La psicología señala que las personas solo viven el amor en tres etapas muy bien definidas.

¿Cuántas veces te has enamorado? Seguro te has hecho o te han hecho esta pregunta en varias ocasiones, y si tu respuesta fue más de tres veces, has mentido o has confundido tus sentimientos, ya que, según la Psicología, las personas pueden llegar a estar enamoradas solo tres veces en su vida. ¿Por qué?

Y es que los que estudian el comportamiento humano señalan que las personas solo viven el amor en tres etapas muy bien definidas.

LEE TAMBIÉN: ¿Se puede morir de amor? Un estudio científico dice que sí

Primera etapa: amor adolescente o idealista

Es el famoso “primer amor”, que, precisamente, por ser idealista y nuestra primera experiencia cercana al amor, se recuerda para toda la vida. Esta etapa se da, en su mayoría, en los primero años de adolescencia y se caracteriza porque carece de una perspectiva realista de las cosas. Pensamos que el amor durará por siempre, y cuando llega a su fin, se experimenta por primera vez el dolor de un corazón roto.

Segunda etapa: amor por necesidad

Tras pasar la primera etapa, y dejar de pensar que el “amor” es perfecto y eterno, se pasa a una etapa en la sientes que el amor es una "necesidad", porque desarrollamos el miedo a estar solos, a no ser queridos o atractivos para los demás, por lo que se busca el amor constantemente y se sufre por el fracaso más mínimo. Esta etapa se desarrolla a lo largo de los veinte años, y es cuando queremos experimentar toda clase de emociones diferentes, por eso es poco común llegar a experimentar el verdadero amor, ya que nos invade el egoísmo y el capricho.

PUEDES VER: Estudio científico revela sorprendente clave para lograr la felicidad

Tercera etapa: amor inesperado

Según los especialistas, la tercera etapa es la mejor de todas, porque alcanzas la madurez que permite comprender que no necesitas a alguien al lado para ser feliz, y tu prioridad está en el “amor propio”. Te sientes completa y realizada y no andas buscando el amor en cualquier lado.

Se le llama amor inesperado porque es aquel que entra en tu vida cuando menos lo esperas, cuando no esperas nada de nadie y por ello, tienes la certeza de que estás eligiendo al verdadero amor de tu vida.