• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Un pequeño detalle en los lapiceros que salva la vida a cientos de niños

aweita.pe
  • Redactor: Aweita
  • -
  • 28 May 2020 | 21:58 h

La mayoría de nosotros usa lapiceros o bolígrafos, pero muy pocos, hemos notado algo especial en el diseño de los mismos, particularmente en sus tapas, y es que estas tienen un agujero que ha salvado la vida a cientos de niños. Aquí te contamos cómo se ideó esta genial propuesta.

 

Según la historia, en 1991, la compañía de lapiceros BIC, dio a conocer uno de sus diseños más característicos, el cual incluía en su tapa un agujero, nadie notó que este cambió salvó la vida de varios niños anualmente, y es que la mayoría de los pequeños suelen masticar las tapas de los lapiceros, incluso los adultos, en cierta parte, lo hacen también.

 

MIRA AQUÍ ¿SABES POR QUÉ EL LAPICERO BIC TIENE UN AGUJERO?

 

El hueco en la tapa del lapicero fue diseñado con el fin de evitar que un niño se ahogue si el lapicero llega a la tráquea y bloquea la respiración, lo que hasta antes de 1991 sucedía con frecuencia, sobre todo, en el Reino Unido, según han reseñado los portales Web Upsocl y Perú.com.

 

MIRA ESTO ¿PARA QUÉ SIRVEN LOS AGUJEROS EXTRAS DE LAS ZAPATILLAS? (VIDEO)

 

La mayoría de fabricantes de lapiceros adoptó el nuevo diseño de esta empresa, y el Instituto Británico de Estándares, en su momento, modificó los lineamientos generales para la producción de los lapiceros, los cuáles fueron acatados por las empresas de todo el mundo. Eso sucedió en 1998, pero recién en el 2003 se instauró como una obligación en Europa, para posteriormente extenderse por todo el mundo, por eso el lapicero que seguro tienes en tu mano (o en tu boca) ahora tiene ese agujero y puede salvarte la vida. 

¿Qué hacer si te atoras con una tapa de lapicero?

En el caso llegarás a tragar por descuido una tapa de lapicero y ésta pone en peligro tu vida, lo que deberás realizar es la ‘Maniobra de Heimlich’, que es una compresión abdominal, como una técnica de primeros auxilios para desobstruir el canal respiratorio, ya sea porque se bloqueó por algún alimento, por un objeto o como en este caso, por una tapa de lapicero. Esta técnica evitará la asfixia por atragantamiento.