• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Él era un fornido soldado hasta que decidió transformarse en ‘ella’. El cambio te impactará

Matthew Avedian fue un exmarino estadounidense.

Una vez más queda comprobado que el tiempo cambia todo, absolutamente todo. ¿Cómo te sentirías tú si tu compañero en el cuartel, un soldado fornido y varonil de pronto ya no es así y se ha convertido en una bella dama? Pues todo puede pasar, y más si contamos con la ayuda de las cirugías plásticas.

Matthew Avedian es un exsoldado de las fuerzas armadas norteamericanas, y este es su caso. Él formó parte de la marina estadounidense y tenía la vida que todo hombre quisiera tener, una hermosa esposa, una linda hija y un buen empleo, pero aun así no era feliz pues ocultaba un gran secreto.

NO PUEDES DEJAR DE VER ESTO: ELLA SE OPERÓ DECENAS DE VECES PARA RECONQUISTAR A SU EXNOVIO PERO TODO SALIÓ MAL…

Matthew no se sentía a gusto con su apariencia, pues él siempre soñó con ser mujer. A pesar de su barba prominente y su aspecto varonil él siempre quiso ser una fémina, y fue recién hasta noviembre del 2012 que se animó a dar el gran cambio.

Actualmente se llama Sonia Avedian y tiene 33 años, luego de las cirugías se sometió a un tratamiento en base a hormonas femeninas, y así convirtió su robusto cuerpo en el de una mujer bella y atractiva. Sonia se ha implantado senos y ha ingerido estrógenos por 8 meses.

NO TE PIERDAS ESTO: ASÍ ES LA NUEVA BARBIE HUMANA, SIN CIRUGÍAS Y NO SALE DE CASA (VIDEO)

“Ocultar tanto es casi imposible. Es verdaderamente agotador (…) todos estos años he estado viviendo una mentira, y me di cuenta de que era necesario convertirme en quien verdaderamente soy”, confesó Sonia quien hoy luce totalmente distinta.

Mi madre me decía que lo que estaba haciendo estaba mal. Crecí en una familia extremadamente religiosa y todo aquello fuera de las normas era difícil de tolerar (…) por mucho tiempo me sentí destrozado y avergonzado. Sabía que quería ser una mujer, pero la sociedad no iba a permitir eso”, afirmó Sonia.

Sonia ha bajado más de 108 kilos y vive una vida sana en base a ejercicios y comida saludable.