• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Insólito: Mujer exige usar los espermatozoides de su esposo muerto para tener un hijo

¿Tener hijos después de la muerte? Ciencia evalúa utilizar espermas de hombres muertos

La ciencia no deja de sorprendernos. Un último pedido viene causando revuelve en los laboratorios de Estados Unidos. Una mujer que perdió a su esposo, solicitó a una clínica la extracción de sus espermatozoides para poder tener un hijo. Aunque parezca difícil de creer, este procedimiento es totalmente legal y el procedimiento para extraer te dejará sorprendiendo ¡OMG!

Ana Clark es una viuda que no tuvo la dicha de tener hijos, su esposo era un militar, ambos estaban muy emocionados con la idea de tener un bebé, pero el trabajo de su esposo, Mike, no lo permitió, lamentablemente murió en una misión. "Habíamos hablado una o dos semanas antes del accidente de que era una pena no poder ir al banco de esperma a congelar sus espermatozoides porque estaba muy ocupado con el trabajo", dijo  Ana.

NO PUEDES DEJAR DE VER ESTO: ¿QUÉ PASA SI COLOCAS UNA BOLA DE ALGODÓN CON ‘VICK VAPORUB’ EN TU OÍDO?

Un amigo de la pareja vio la tristeza de Ana y le sugirió ir a una clínica y solicitar los espermas de Mike, lo había leído en Internet y sabía que era posible. La primera opción era el banco de espermas más grande de Estados Unidos, Cryobank, que opta por extraer los órganos reproductivos del paciente y así buscar sus espermas.

El director de esta clínica es Cappy Rothman, que en los últimos catorce años ha realizado más de 200 procedimientos de este tipo. La única controversia es que no se estaría curando una enfermedad, se estaría creando vida (por decirlo de un modo más fácil).

NO TE PIERDAS ESTO: CIENCIA: ¿VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE? ESTO OCURRE EN TU CUERPO TRAS MORIR (VÍDEO)

En lo que respecta a Ana Clark, ya han pasado casi dos años desde que un banco de esperma recolectó la muestra de su esposo fallecido. ¿Todavía quiere tener un hijo de él?: "Absolutamente.No hay forma de que no tenga este bebé".

¿Qué te parece su caso?