• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Mendigo busca al dueño de una billetera perdida y como recompensa le dan trabajo (FOTOS)

Mendigo tuvo gesto de honestidad y lo recompensaron con casa y trabajo

La vida de Waralop ha cambiado por completo, un sencillo acto de honestidad cambió su condición de mendigo en Filipinas. Él es un hombre de 44 años que cada noche iba a dormir a una estación del metro, pues no tenía hogar ni trabajo fijo. Todo transcurría con normalidad hasta que se percató que a un joven se le cayó la billetera, el hombre estaba muy apurado, así que Waralop no pudo alcanzarlo. Cuando revisó la billetera, esperando encontrar alguna identificación, lo que vio fuemás de 20 mil baht tailandeses (casi 600 dólares). Su pensamiento fue uno solo: devolverlo.

TIENES QUE VER ESTO: ¿Recuerdas al ‘hombre árbol’? Tras varias operaciones, ya puede lucir sus dedos (VÍDEO)

Waralop es un mendigo tailandés de 44 años que tuvo un noble gesto de honestidad

Sabemos que suena extraño, porque es raro encontrar gente honesta. Waralop apenas podía costear sus alimentos, con esa cantidad de dinero pudo comprar comida o ropa, pero el mendigo tailandés no dudo ni un segundo y se dirigió a una estación de policía para devolver la billetera y encontrar al dueño.

Waralop encontró una billetera con casi 600 dólares y buscó a su dueño para devolvérsela

MIRA ESTO: ÉL INTENTÓ ROBAR UNA ESTÉTICA, PERO LA DUEÑA LO CASTIGÓ VIOLÁNDOLO DURANTE 2 DÍAS

El dueño de la billetera era un exitoso empresario. Le ofreció dinero a Waralop como recompensa, pero él no lo recibió

La policía estaba impactada por este gesto de honestidad, así que lograron ubicar al dueño, quien era Nitty Pongkriangyos, un joven de 30 años, dueño de una fábrica que al enterarse del gesto de Waralop le ofreció la mitad del dinero que estaba en la billetera. El mendigo no aceptó, afirmando que su intención nunca fue una recompensa, solo quiso ser honesto. En ese momento Nitty se conmovió y le ofreció trabajo, oferta que no podía ser rechazada. Pero eso no fue lo mejor, cuando Waralop aceptó trabajar, Nitty le dijo que su empresa ofrecía vivienda a los empleados ¡Trabajo y casa en un solo día!

El joven empresario vio el corazón noble de Waralop y decidió darle trabajo y una casa donde vivir

Hoy, Waralop es uno de los trabajadores de mayor confianza de Nitty, tiene un sueldo de 11.000 baht (317 USD) y sabe que las cosas más importantes de la vida no son materiales: “Tener una cama limpia donde dormir me hace muy feliz ahora“. En su humildad, este tailandés nos da un gran ejemplo de honestidad. Cuéntanos ¿Cuál fue el último acto honesto que has hecho?