• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

El Chavo del 8: El triste final de 'Jaimito, el cartero' es revelado

Un nuevo misterio de El Chavo del 8 ha sido resuelto. En la serie nunca se dijo quépasó con 'Jaimito, el cartero', hoy lo sabemos gracias a un libro.

El lamentable final de 'Jaimito, el cartero' que no mostró la serie

'Jaimito, el cartero' es quizá uno de los personajes más recordados de "El Chavo del 8". Era imposible no encariñarse con aquel viejito gracioso y un poco gruñón, además de bastante perezoso, que siempre se veía envuelto en varios enredos. “Es para evitar la fatiga” era la frase característica de Jaimito con la que se libraba de hacer su trabajo o alguna actividad que incluya algún esfuerzo físico. Él vivía en la casa junto a la escalera y era muy querido por los niños de la vecindad. ¿Sabes que pasó realmente con el personaje en la serie? En la televisión nunca se supo el final de Jaimito.

NO TE LO PUEDES PERDER: ¿QUÉ LLEVABA EL ‘DOCTOR CHAPATÍN’ EN SU BOLSITA?

Recientemente, gracias al libro 'El diario del Chavo', que cuenta la vida privada de El Chavito, pudimos saber el verdadero nombre del protagonista, pero también se responden otras interrogantes que los fanáticos de la serie nos hemos hecho a lo largo de los años.

Su frase característica: "Prefiero evitar la fatiga"

Roberto Gómez Bolaños cuenta así el deceso de este personaje: "Ayer sucedió lo mismo que la otra vez: que ‘Jaimito, el Cartero’ no salió de su casa para nada. Yo me di cuenta porque había estado esperando a que él bajara para que viera que ya puedo brincar desde el quinto escalón de la escalera. Pero nada que bajaba. Entonces subí para ver si le pasaba algo. Y lo que pasaba era que ya estaba muerto”.

Tenía una gran chispa

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: ‘EL CHAVO DEL 8’, MIRA LOS CAPÍTULOS MÁS EMOTIVOS DE LA ENTRAÑABLE SERIE DE NUESTRA INFANCIA

“Tenía los ojitos cerrados, como si nomás estuviera dormido. Y hasta parecía como si estuviera soñando algo bonito, pues tenía cara de estar contento. Pero no puede ser, porque ni modo que le diera gusto morirse. O quién sabe, porque Jaimito el Cartero siempre decía que prefería evitar la fatiga... o sea que ya evitó la fatiga para siempre", añade Chespirito.