No creerás que le pasa a tu cuerpo a 1 hora de beber bebidas gaseosas

(Por: Dora Poma)
 
Sea en un evento familiar o con los amigos luego de hacer deporte solemos beber un refresco o mejor dicho varios con tal de calmar la sed. Sin embargo, muchos desconocemos que tomarlas en exceso podría ser dañino para nuestro cuerpo.
 
Una nota publicada en el portal británico The Renegade Pharmacist mostró por qué las enfermedades relacionadas al consumo excesivo de azúcares van en aumento.
 
La investigación fue realizada por Niraj Naik, un ex farmacéutico en Gran Bretaña quien se dio el tiempo de graficar una interesante infografía sobre lo que sucedería 1 hora después de consumir un refresco de Cola, que te mostraremos a continuación.
 
 
Primeros 10 minutos:
 
10 cucharaditas de azúcar azotaron tu sistema (el 100% de la ingesta diaria recomendada). No vomitas inmediatamente con su dulzura abrumadora porque el ácido fosfórico contrarresta el sabor del azúcar.
 
20 minutos:
 
Tu azúcar en sangre llega al máximo, causando una explosión de insulina. El hígado responde a esto convirtiendo en grasa cualquier azúcar que puede conseguir.
 
40 minutos:
 
Absorbes toda la cafeína. Tus pupilas se dilatan, y tu presión arterial se eleva como respuesta a la cantidad de azúcar en el torrente sanguíneo. La cafeína bloquea los receptores de adenosina en tu cerebro y evita la somnolencia. Aquí el efecto es similar al del café.
 
45 minutos:
 
Tu cuerpo comienza a producir dopamina, estimulando los receptores de placer en tu cerebro. En este momento, el efecto de la Coca Cola es similar, aunque mucho menor, al efecto de la heroína.
 
60 minutos:
 
El ácido fosfórico se une al calcio, magnesio y zinc en tu intestino delgado, proporcionando un nuevo impulso en el metabolismo. Esto se ve agravado por la alta dosis de azúcar y edulcorantes artificiales, que también aumentan la excreción urinaria de calcio.
 
Más de 60 minutos:
 
Las propiedades diuréticas de la cafeína alcanzan su punto máximo: necesitas ir al baño inmediatamente. Evacúas el calcio en la orina; el magnesio y el zinc que se dirigen a los huesos, así como el sodio, los electrolitos y el agua. El éxtasis pasa y puedes experimentar un bajón de azúcar. Comienzas a sentirte irritado y molesto. Estás mucho más lento, el subidón ya pasó y ahora solo queda la bajada.
 
(Acotar que no lo decimos nosotros sino: The Renegade Pharmacist)
 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO