Prótesis magnética le cambió la vida; vivió años sin mostrar su rostro [FOTOS]

Pasó dos años sufriendo de dolor e hinchazón en su nariz. Médicos se la extirparon. 

Tu terrible historia comenzó en el 2012, cuando Jayne Hardman, sufrió un golpe muy fuerte en la nariz, este comenzó a sangrar pero pensó que no parecía grave. Los médicos la revisaron y le dijeron que no estaba rota por lo que le recomendaron aplicar hielo en la zona. Pasó días usando el método pero su dolor no disminuyó, para cuando se dio cuenta, su nariz empeoró. 

Pasó seis meses con la nariz hinchada y con un intenso dolor. Decidió ir a su médico de cabecera y a varios especialistas, pero las causas de su inflamación seguía siendo un enigma. Dos años después de su tragedia, fue derivada, en junio de 2014, a los mejores cirujanos nasales de Gran Bretaña. 

David Robert, el médico cirujano, le diagnosticó 'Granulomatosis de Wegener' una síndrome que atacó los tejidos de su nariz. Pero no fue la mejor noticia que pudo recibir, pues esa rara afección hizo que se le pudriera lentamente la zona. Finalmente, como un alternativa, decidieron extirparle por completo la nariz. 

Los médicos le sugirieron usar algunas prótesis, ella probó diferentes modelos. "Probé otras cuatro narices antes de tener la que tengo ahora, no podría estar más feliz con ella, está muy bien y la gente piensa que es real, así que, aunque he perdido mi verdadera nariz, siento que ahora estoy completa.", cuenta Hardman aliviada.

La prótesis cuenta con imanes para que se adhiera al rostro de Jayne, y también esos imanes se lo implantaron a ella. 

 

 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO