¿Te quejas de tu trabajo? Conoce los cinco empleos más raros del mundo

Conoce la lista de los empleos más raros del mundo que, además de las insólitas cosas que deben realizar las personas que los poseen, se caracterizan por ser bien remunerados

“Chamba es chamba”. Seguro has escuchado más de una vez esta frase de familiares o amigos que, quizá, no están muy a gusto con el empleo que tienen, o que, por más que piensen que su trabajo es el “más miserable”, agradecen ganar un sueldo con este. Este es el caso de las personas que se ganan “el pan de cada día” con el “sacrificado” trabajo que realizan, y digo “sacrificado” porque seguro después de leer esta lista de los empleos más raros del mundo, agradecerás a Dios por el tuyo.

¿Qué de peculiar tienen estos trabajos? Además de las insólitas cosas que realizan las personas que los poseen, otra de sus características que más llaman la atención es el envidiable sueldo que perciben estas personas. Esta es la lista de los empleos:

1. Testeador de axilas o 'probador de olores'

Este empleo, que además es bien remunerado, consiste en comprobar si los desodorantes funcionan o no. Las personas que se dedican a esto se encargan de realizar pruebas para medir la calidad de los productos. ¿Cómo lo hacen? Oliendo, sí, oliendo cualquier cosa, incluso, las axilas de otras personas.

Los que tienen suerte no sólo trabajan para compañías de perfumes o lociones, sino hasta para empresas automotrices, con el objetivo de estudiar los olores del automóvil.

2. Sexeador de pollos

Las pesonas que poseen este empleo se encargar de discernir, con sumo cuidado, si los pollitos son machos o hembras, pues no es nuevo saber que hay una enorme diferencia entre gallo y gallina. Por eso es necesario diferenciarlos desde que son unos pollitos, y la tarea no es nada fácil, de hecho, hasta hace menos de un siglo era prácticamente imposible. Aquí es donde se encuentra la importancia del sexador de pollos.

PUEDES VER: ¿Buscando trabajo? 25 preguntas que hacen en toda entrevista laboral

La clave para identificarlos son  unos pequeñísimos pliegues. Los trabajadores tienen que entrenarse años para poder lograrlo con éxito.

Tan importante resultó esta profesión para las empresas avicultoras, que en Nippon se abrió la escuela de Sexeadores de pollos Zen, donde sólo de 5% al 10% aprobaban su formación. Eso sí, cuando te graduabas te aseguraban recibir  un trabajo de 500 dólares al día.

3. Servicio de limpieza de Crímenes

La tarea de estos trabajadores es nada más que limpiar la escena de crimen. Es decir, deben estar sumamente preparados para limpiar desechos, sangre, vísceras y hasta pedazos de cerebro. Estas personas son encargadas de dejar la escena como si nada hubiera pasado ahí, y pueden cobrar hasta 600 dólares por una hora de sus servicios.

4. Evaluador de aliento

Si eres de los que no soporta los malos olores o el mal aliento de las personas, esto no es para ti. Varias empresas de cremas y productos dentales contratan gente para que se encargue de oler el aliento de una persona y verificar si los productos funcionan o no. Muy parecido al testeador de axilas, pero este puede resultar, incluso, más asqueroso.

5. Probador de comida para perros

Si tienes perro,  seguros te preocupas por su alimentación y hasta gastas más en su comida que en ti. ¿Pero cómo puedes estar seguro de que la comida de tu mascota es realmente buena y de calidad? Pues, aunque no lo creas, grandes marcas contratan a catadores de comidas de perro para que den su visto bueno. Aunque suene asqueroso,  las personas que se dedican a esto ganan alrededor de 30 mil dólares al año y, si es alguien con mucha experiencia, podría ganar 75 mil dólares anuales.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO