Finge embarazo para retener a su novio y el día del parto su excusa la mete en serios problemas

En Colombia, una mujer fingió durante 9 meses que estuvo embarazada. Lo peor vino después, cuando llegó el día del parto y la excusa que inventó la puso en serios problemas.

Una mujer colombiana de la ciudad de Barranquilla fingió estar embarazada durante nueve meses y el día en que supuestamente tenía que dar a luz inventó que la habían secuestrado y que sus captores se habían llevado al bebé para vender sus órganos en el mercado negro. A esta conclusión ha llegado la policía después de investigar la historia contada por Antonella Milena Santiago Padilla, de 37 años, informa el periódico local El Heraldo.

En Barranquilla, colombia, una mujer fingió estar embarazada durante nueve meses. El día en que supuestamente tenía que dar a luz inventó que la habían secuestrado y que sus raptores se habían llevado al bebé para vender sus órganos en el mercado negro.

Resultado de imagen para Antonella Milena Santiago Padilla

A esta conclusión ha llegado la policía después de investigar la historia contada por Antonella Milena Santiago Padilla, de 37 años, informó el periódico local El Heraldo.

La mujer alertó a las autoridades la noche del sábado, cuando llegó al Hospital Niño Jesús junto con su marido y contó que esa mañana había viajado al barrio Hipódromo de Soledad para cobrar una deuda, después de lo cual debía ir a la clínica donde supuestamente tenía programada la cesárea ese mismo día.

No obstante, cuando llegó al barrio mencionado, siempre según su relato, unas personas que viajaban en un vehículo rojo con vidrios polarizados la secuestraron y la sedaron.

Afirmó que le practicaron una cesárea clandestina y le robaron el bebé. Horas más tarde, los criminales la dejaron en el barrio Villa Campestre, desde donde llamó a su marido y a sus familiares, quienes la trasladaron rápidamente al centro médico.

Antonella Milena Santiago Padilla, de 37 años, dijo que el bebé iba a ser usado en el mercado negro del tráfico de órganos.

Los investigadores sospecharon de inmediato ante algunas contradicciones. En primer lugar, no entendían cómo Antonella había ido a cobrar la deuda el mismo día de la cesárea. La mujer, además, se negaba a ser revisada por los médicos. Unas horas más tarde, un examen de sangre y otros procedimientos a los que la mujer se sometió por presión de su marido demostraron que nunca había estado embarazada.

Según la policía, la mujer había utilizado trapos para simular la barriga del embarazo. Asimismo, también descargó una ecografía de Internet y la modificó para mostrársela a su familia. Como consecuencia, le impusieron un procedimiento civil por irrespeto a la autoridad y el uso indebido de agentes. Las autoridades revelaron que en las próximas horas será llamada a indagatoria por la Fiscalía.

Pero este no es el primer caso de este tipo que ocurre en Barranquilla. En 1997, otra mujer mintió a su pareja y a todo su entorno diciendo que estaba embarazada de sextillizos. Para fingir una barriga creíble, utilizó también numerosos trapos. En aquella ocasión fue la propia mujer quien confesó la mentira, reportó El Universal.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO