“Un perro me arrancó el dedo y la Policía no me ayudó a recuperarlo” [FOTOS]

La víctima, que trabaja entregando paquetes, le pidió a los policías que entraran a la propiedad para recobrar el índice, pero ellos se negaron. Imágenes sensibles

Una mujer de Reino Unido perdió su dedo índice luego de que un perro se lo arrancara a través de un buzón de correo cuando ella estaba entregando una carta. Nicola Cringle acudió a la Policía rogándole que por favor abran la puerta del inmueble para recuperarlo, pero ellos se negaron y tampoco la trasladaron a Emergencias.

 

La hija de once años de la víctima fue testigo del terrible incidente que ocurrió el 8 de octubre en Swinton según comunicó el medio de noticia Manchesters Evening News. Se cree que el perro en cuestión era de raza pitbull y desapareció poco después del accidente.

 

TE PUEDE INTERESAR: 

 

 

Cringle comentó al medio local que se encuentra en constante agonía y no puede vestirse sola luego de que el can la atacara hace tres semanas. El momento del accidente, nadie se encontraba en casa para recibir el paquete por lo que dejó la encomienda al lado de la puerta y procedió a insertar una carta notificando el arribo, pero cuando se disponía a meterla en el buzón el perro la mordió.

 

 

La trabajadora sintió un dolor como nunca antes. Intentaba sacar su mano, peo no podía, la mascota no se lo permitía. Cuando por fin pudo liberarse, vio que le faltaba la parte superior del índice izquierdo.

 

NO TE LO PIERDAS: 

 

 

La Policía de Manchester se excusó de no haber ayudado a la víctima porque no tienen el poder de entrar a una residencia sin una orden debido al Acta de Perros Peligrosos. Como el perro se encontraba  dentro de la propiedad, no representaba un peligro para el público. Además, consideraron que no era urgente ya que los cirujanos explicarlo que era poco probable volver a colocar el dedo.

 

Actualmente, Cringle se encuentra en casa reposando de varias cirugías y aún no puede volver al trabajo. Tomará medidas contra los agentes de seguridad por no haber intervenido. Ella cree que sí hubiera sido posible colocar el dedo en su mano de nuevo, en cambio, ahora lo perdió.

 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO