Pareja casada por 45 años seguirá junta aunque el esposo haya decidido cambiar de género

Steff Barnett de 65 años nació con el nombre de Steve. Por década utilizó ropa femenina y ha decidido vivir como una mujer. Su esposa Lynne lo apoya.

Steff supo desde hace muchos años que ella es una mujer lesbiana atrapada en el cuerpo de un hombre. Decidió iniciar el proceso luego de que sus dos hijos se mudaran de la casa. Su esposa, Lynne de 62 años, ha decidido quedarse junto a ella y seguir casada. Desde que inició, ya no tienen relaciones sexuales, pero siguen siendo felices.

 

Sin embargo, Steff no puede evitar sentirse culpable. “Lynne extraña a su esposo desesperadamente”, comentó Steff durante una entrevista con BBC Inside Out West. “Siento que la he decepcionado. La amo apasionadamente, incluso ahora”, agregó.

 

 

 

“Se ha quedado a mi lado. Es lo suficientemente valiente para hacerlo a pesar de que acaba de perder a su marido”, dijo Steff al respecto de Lynne. Por su parte, la mujer de 62 años dijo que ella sabía que una vez que la transición iniciara no habría vuelta atrás. “Amo a Steve y sé que esta es la única manera de seguir adelante”, explicó. Además, quiere seguir casada con la persona que conoció en un bar en 1971, cuando tenía apenas 16 años, y con quien desde entonces ha compartido su vida.

 

Luego de dos semanas de haberse casado, el esposo tenía una confesión para Lynne: le gustaba utilizar ropa de mujer. A ella no le molestaba en absoluto y Steff utilizaba faldas o medias largas. La única persona a la que le contó fue a su esposa y por décadas lo mantuvo en secreto.

 

 

 

 

Cuando la pareja tuvo sus dos hijos, Steff temía que vivir como mujer ocasionara que los chicos fueran acosados en la escuela. “Sabemos lo crueles que pueden ser los niños así que si transicionaba más joven estoy segura que hubiera arruinado sus vidas”, comentó Steff al respecto. En 2013 decidió que era el momento. Lo charlaron por tres años y un día de San Valentín ingresó al quirófano. Cuando salió estaba llena de alegría y fue algo muy emocional.

 

No ha sido fácil para Lynne haber perdido a su esposo, pero aún se aman y eso es lo que ha hecho posible que sigan juntas. Ahora Steff cuenta con más confianza en ella misma y ha conseguido un trabajo en la radio como siempre soñó. “Hemos tenido un largo viaje con pros y contras, cosas buenas y cosas malas y simplemente no nos imagino separadas”, agregó Steff durante la entrevista.

 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO