Pantalla de restaurante fue hackeada con escena íntima que incomodó a clientes

Los clientes del conocido restaurante de comida rápida, Popeyes, vivieron momentos incómodos, al ver como una de sus pantallas fue hackeada para mostrar material indebido.

Tanto los trabajadores de Popeyes como la mayoría de clientes vivieron uno de los momentos más incómodos en las últimas 24 horas, donde una de sus pantallas fue hackeada por un 'troll'. Hasta el momento no se sabe en qué establecimiento sucedió.

Al parecer, todo se trataría de una broma de mal gusto por parte de uno de los que se encontraban dentro del recinto, pues se escucha de manera clara cuando dicen "se puede hackear la pantalla". En ese momento, uno de los televisores de Popeyes cambia su transmisión a una escena de película porno.

Los trabajadores de la cadena de restaurantes de comida rápida no se percataron de este hecho, pues se encontraban trabajando de manera normal, sin embargo, uno de los clientes que se encontraba en la caja, se quedó atónito ante la pantalla y no despegó su mirada en ningún momento.

Aweita

Las reacciones de los usuarios no se hicieron esperar en las redes sociales, algunos consideraron que se trataba de una broma nada más y era algo gracioso, mientras que por otro lado, estaban los que creyeron que esto era un 'chiste' de mal gusto. 

En las imágenes del video se puede apreciar a una joven que estaba con su bebé, quien estaba mirando la pantalla antes de que ocurra el incidente. Luego de ello, volteó la mirada sonrojada. Sin duda alguna, ha sido uno de los momentos más incómodos que se vivió en el centro comercial.

aweita

Video recomendado

Te puede interesar

LO MÁS VISTO