“Hulk” ruso “pide a Dios la muerte” porque ya no aguanta el dolor en sus brazos

Kiril Tereshin, el joven ruso que se hizo famoso por inyectarse sustancias para aumentar sus bíceps, señaló que ya no aguanta el dolor y quiere morir

Kiril Tereshin, un fisicoculturista ruso de 21 años, quien se hizo famoso por inyectarse sustancias nocivas en sus brazos publicó en sus redes sociales que ya no aguanta el dolor y tiene ganas de morir. "Ya es el fin, pido a Dios que el alma salga de mi cuerpo, no puedo aguantar el dolor", escribió en su cuenta de la red social rusa VKontakte.

PUEDES VER: QUISO SER COMO ‘POPEYE’ Y SE INYECTÓ PELIGROSO QUÍMICO, TODO LE SALIÓ MAL Y SUS BRAZOS LUCEN DEFORMES (FOTOS)

El joven se hizo popular en el mundo luego de publicar fotografías en las que se ven sus abultados bíceps.  Tras anunciar hace un tiempo a sus seguidores que tenía problemas de salud. Que dolían los brazos, que su temperatura corporal seguía siendo alta y, además, existía el riesgo de que tuviesen que amputarle las extremidades superiores en las próximas semanas. Sin embargo, recién este miércoles comentó a sus seguidores que ya no aguanta más el dolor en sus brazos.

"Me aplico hielo durante una hora y tomo medicinas tres veces al día", escribió el joven en su cuenta en Instagram.

NO DEJES DE LEER: ÉL TRANSFORMÓ SU CUERPO DURANTE 8 AÑOS PARA SER UN ORNITORRINCO, ASÍ LUCE AHORA (FOTOS)

Tereshin se hizo conocido en los medios y redes sociales rusos por inyectarse en sus brazos una mezcla casera de aceite de oliva, alcohol bencílico y lidocaína para aumentar el diámetro de sus bíceps a 58 centímetros.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO