Tomó hasta perder la consciencia, cuando despertó tenía un ojo morado y una inesperada nota de su esposa [FOTO]

Freddy llegó a su casa completamente borracho y haciendo todo tipo de escándalos. Al día siguiente, al despertar, descubrió que tenía un enorme moretón en el ojo y una nota de su esposa que lo hizo llorar. La historia es viral.

Tomar hasta las últimas consecuencias no solo es dañino para la salud, sino que también puede meternos en situaciones muy peligrosas, pues, podemos hacer o decir cosas que tal vez no nos atreveríamos a cometer estando sobrios. Presta atención a esta historia que se hizo viral rápidamente en internet.

Este fue el caso de Freddy, un hombre casado que salió de juerga un viernes por la noche con sus amigos, pero se le pasaron las copas, llegando a su casa totalmente ebrio. Cuando despertó, tenía una terrible resaca.

Minutos después, se dio cuenta que en la mesita al lado de su cama había un vaso con agua y una pastilla. Al levantarse para ir al baño, vio su ropa planchada y doblada en la cama. Freddy no entendía lo que estaba pasando.

Ya en el baño, se miró al espejo y, además de darse cuenta de lo borracho que estaba, se percató de que tenía un enorme moretón en el ojo. Luego vio una nota con corazones dibujados que lejos de explicarle la situación lo dejó más confundido.

"Mi amor, en la noche llegaste todo borracho, hiciste un gran escándalo y no tuve opción más que dejarte dormir. Te dejé desayuno sobre la mesa. Salí al supermercado a comprar todos los ingredientes necesarios para preparar tu comida favorita por la noche y cenar en familia. También te dejé ropa limpia y a nuestro hijo cuidando de ti. Vuelvo en un momento. Te amo, mi vida. Tu esposa”, se leía en la nota.

Totalmente obnubilado, Freddy se dirigió a la cocina, donde se encontró un sabroso desayuno. Angustiado, el hombre intentaba entender la situación y el comportamiento de su esposa pero no lograba hacerlo. Así que decidió preguntarle a su hijo, quien le contó la verdad.

Le dijo que había llegado pasado las 5 de la mañana, extremadamente borracho, que ni siquiera se acordaba que él era su hijo; se había caído 3 veces y que incluso había quebrado un jarrón. Vomitó en la cocina y al pisar su propio vómito se había resbalado hasta golpear muy fuerte de frente con una puerta, lo que explica el ojo morado.

Pero lo más sorprendente llegó cuando Freddy le preguntó, con miedo, por qué su mujer estaba tan cariñosa si se había portado mal.

“¡Ah sí, te refieres a eso! Cuando mamá logró llevarte a la habitación, trató de quitarte la ropa porque estabas todo vomitado, entonces tú le gritaste ¡déjame en paz abusadora, soy un hombre casado, respétame!”, le respondió su hijo.

Finalmente, todo tuvo sentido para el suertudo borrachito, que tuvo las palabras precisas, y no pudo aguantar más el llanto de la emoción.

 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO