Su alumna se quedó dormida en clase, y su reacción como profesor conmueve a todos

Un profesor de inglés de del colegio Cheney High School, en Washintong, contó en Twitter lo que hizo con su alumna cuando esta se quedó dormida en clase, y su reacción ha conmovido a todos en las redes. 

No es un hecho de otro mundo  el que un estudiante se quede dormido en clases, ya sea por cansancio o aburrimiento. Lo que sí es cierto es que esta acción genera molestia en los profesores que están dictando la clase, pues lo consideran como una falta de respeto y tienden a amonestar de alguna forma al alumno. Sin embargo, esto no fue lo que pasó con el profesor de inglés Monte Syrie, de Washintong (EE.UU.), quien tuvo una inesperada reacción con una de sus estudiantes que se quedó dormida durante su clase.

El docente narró la experiencia en su Twitter y generó miles de comentarios por la reacción que tuvo con su alumna. . “Meg se quedó dormida ayer”, empezó, y agregó: “La dejé dormir. No me lo tomé personal”. Pero lo que ha llamado la atención de todos los internautas es la razón por la que justifica su accionar con la alumna.

“Sé de primera mano cuán llenas y agitadas están sus vidas”, dijo el profesor de segundo año de Cheney High School al portal de entretención BoredPanda. “Quizás no puedo ayudarla con sus quehaceres pero puedo darle un respiro. Ella no estaba siendo grosera o irrespetuosa ayer cuando se ‘desmayó’ sobre la mesa. Estaba cansada. Así que le di un respiro. Puedo hacerlo”, contó.

El profesor explicó que tomó esta decisión por el ritmo de vida que lleva su alumna. “Se levanta a las 5:00 horas cada día, realiza muchas tareas en su casa, tiene varias horas de estudio y actividades extracurriculares y además -destacó- “debe lidiar con su adolescencia”. “Mi clase es sólo una parte de su vida. No es su vida”, redactó.

“Sé de primera mano cuán llenas y agitadas están sus vidas”, dijo el profesor de segundo año de Cheney High School al portal de entretención BoredPanda. “Quizás no puedo ayudarla con sus quehaceres pero puedo darle un respiro. Ella no estaba siendo grosera o irrespetuosa ayer cuando se ‘desmayó’ sobre la mesa. Estaba cansada. Así que le di un respiro. Puedo hacerlo”, narró en Twitter.

Asimismo, agregó que reafirmó su accionar cuando, Meg, su alumna, le envió el trabajo que no pudo realizar en su clase (debido al cansancio) a su correo cuando terminó la jornada. “Me conmoví”, señaló. “Me conmovió esta niña que, a pesar de todas las responsabilidades con las que hace ‘malabares’ en su vida se haya preocupado en cumplirme. Quizás no lo hace de la forma más eficiente o ejemplar, pero ¿quién lo hace? Yo no”, agregó.

De inmediato, los usuarios empezaron a comentar sobre la actitud del profesor. Algunos aplaudieron su reacción, mientras que otros, en su mayoría colegas, criticaron su postura por fomentar la “flojera”. “No estoy sugiriendo que lo hagamos a diario, pero a veces hay que ayudarlos”, se defendió.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO