Dos gatos amantes del arte intentan entrar a un museo desde hace dos años [VIDEO]

Los guardias de seguridad no se tienen que enfrentar a temibles ladrones, pero sí a dos gatos que no se rinden en entrar al museo.

El museo de la ciudad de Onomichi en Japón no es tan famoso por su arquitectura o las obras que contiene, como por los dos visitantes que han intentado entrar al local por años sin éxito alguno.

 

Casi a diario, los guardias de seguridad tienen que vigilar la puerta del Museo de Arte de la Ciudad de Onomichi para detener al gato negro del vecindario que ya es conocido por todos como Ken Chan o a su amigo naranja llamado Gosaku. La estricta política del lugar no permite animales dentro del museo, por eso los guardias tienen que interponerse y darle mimos a la mascota.

 

 

 

Todo inició cuando se inauguró Gatos: Exhibición fotográfica de Mitsuaki Iwago. A los pocos día de abrir, el famoso gato negro intentó entrar al museo lo que fue una de las mejores publicidades posibles, pero no quedó ahí. Desde ese día hace dos años Ken Chan sigue intentando entrar al museo de Onomichi.

 

La segunda vez fue acompañado de un amigo, un gato naranja llamado Gosaku o Go-Chan. Hasta la fecha ambos gatos mantienen a los guardias ocupados quienes tienen que impedir que los animales entren y cuando logran pasar las dos puertas de vidrio, deben escoltarlos fuera del museo.

 

 

 

En la tienda de regalos del museo se pueden encontrar bolsos con las imágenes de los tiernos gatos siendo detenidos por los guardias. La cuenta de Twitter oficial del museo comparte videos y fotografías de los gatitos. “Ocasionalmente compartimos las imágenes que el personal toma de las mascotas. Algunas veces el naranja, y otras el negro, intenta ingresar entre dos y tres veces por semana” comentó un empleado a Yahoo Japón.

 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO