• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Prisioneros de EEUU consolaron a perros que se asustaron con fuegos artificiales del 4 de julio

Los prisioneros de la cárcel del condado de Brevard se ofrecieron para tranquilizar a los perritos que sufrían con las explosiones de la celebración por el día de la independencia.

Prisioneros de EEUU consolaron a perros que se asustaron con fuegos artificiales

Prisioneros de EEUU consolaron a perros que se asustaron con fuegos artificiales

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 08 Jul 2020 | 20:12 h

Los prisioneros de la prisión del condado de Brevard se ofrecieron tranquilizar a los animales sin hogar que estaban nerviosos con las explosiones y luces de la emblemática celebración del 4 de julio en EEUU. No obstante, estos festejos no deberían lastimarlos. Si bien todos disfrutan de un buen show de fuegos artificiales, las mascotas no sienten lo mismo.

Lamentablemente nuestras mascotas no saben los motivos de las explosiones. Su audición es más sensible y avanzada que la nuestra, por los fuertes ruidos les hacen sentir dolor, además de que también les ocasiona miedo y estrés. Es por ello que los reclusos, conscientes de esto, y teniendo conocimiento de que se acercaba las tradicionales celebraciones con fuegos artificiales de la fiesta más importante de Estados Unidos, se ofrecieron a calmar a estos perritos.

aweita.pe

De esta forma, los reclusos aliviaron el dolor y ansiedad de los perros, además de que jugaron y alimentaron a los perros en el Centro de Cuidado de Animales de la Oficina del Sheriff del Condado de Brevard, durante las horas pico de celebración, así lo informó la oficina del alguacil el pasado viernes.

aweita.pe

«Nuestro objetivo es no solo ayudar a calmar a los perros, sino también ayudar a construir e inculcar un sentido de propósito y compasión en los reclusos que con suerte los ayudará cuando regresen a la sociedad una vez que hayan cumplido su condena», reveló la oficina del alguacil a través de Facebook.

Al inicio de todo, esta iniciativa comenzó como una sugerencia de los pobladores antes de convertirse en «una idea increíble para ayudar a calmar a nuestras mascotas sin hogar». Este es el segundo año donde los prisioneros han pasado las vacaciones confortando a los caninos.

aweita.pe

Los fuegos artificiales miden entre 150 y 175 decibeles, por lo que son más fuertes que los disparos (140 decibeles) e incluso son mucho más potentes que los aviones al despegar (120 decibelios). El ruido fuerte, junto con los destellos brillosos, puede ofuscar y asustar a los perros, y los induce a síntomas relacionados con el estrés, que incluyen infartos y respiratorias elevadas.

Asimismo, los canes también escuchan a frecuencias más altas, entre 45,000 y 65,000 hertz, en comparación con los 20,000 hertz de las personas, lo que puede hacer que un ruido extenso sea físicamente doloroso.

aweita.pe

Aunque es difícil que prohiban los fuegos artificiales, siempre existirán grupos de personas con buen corazón -como estos reclusos- quienes ayudarán a tranquilizar a nuestras mascotas y reconfortarlas hasta que las explosiones y luces desaparezcan.