• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Lovely Peaches, influencer arrestada por crueldad animal, amenazaba con matar a su perro "por seguidores"

Un video grabado durante la intervención policial a la casa de la polémica celebridad de Instagram registró su desalmada confesión, donde explicó que “bromeaba” con lanzar a su mascota por la ventana para obtener más fama en la red social.

Un nuevo video captó la frívola confesión de la influencer Brittany Johnson cuando fue arrestada por cometer crueldad animal contra su mascota./Fuente: Insider.

Un nuevo video captó la frívola confesión de la influencer Brittany Johnson cuando fue arrestada por cometer crueldad animal contra su mascota./Fuente: Insider.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 19 Feb 2021 | 6:30 h

Definitivamente, existen personas en el mundo que parecen haber perdido el uso de la razón en su cruzada por volverse relevantes en Internet y sus principales redes sociales. La desagradable historia de Lovely Peaches, una influencer de Estados Unidos que se volvió infame tras publicar un video en su cuenta de Instagram donde aseguraba haberle roto las patas a su perro y hasta haberlo asesinado lanzándolo por la ventana, ha resurgido debido a la aparición de un video de su intervención policial.

El portal Insider logró acceder a la grabación de la detención de Brittany Johnson, nombre real de la influencer, que llegó al hotel donde se hospedaba tras recibir denuncias de que ésta cometía crueldad animal contra su mascota la noche del 22 de enero, día en el que fue arrestada bajo estos mismos cargos. La cámara de cuerpo registró el momento en que Lovely Peaches indicó a la los oficiales de la Policía del Condado de Dekalb, Georgia, que solo amenazó con matar a su perro para “ganar seguidores”.

PUEDES VER: NO APRENDIÓ NADA: OTRA INFLUENCER USÓ PEGAMENTO INDUSTRIAL EN SU CABELLO Y SERÁ OPERADA PARA RETIRARLO

Durante la grabación, se puede apreciar cómo un agente la cuestiona sobre los abusos que comete contra su perro y las amenazas que realiza contra su vida, preguntándole porqué lo hacía. “Porque sabía que me haría llamar la atención en Internet”, respondió Johnson de una manera frívola. Según la influencer, los videos que publicó en su cuenta de Instagram solo fueron “bromas” ya que la ventana de su habitación por la que supuestamente había lanzado a su mascota no se puede abrir.

“Como pueden ver, está bien. Tiene comida por ahí”, menciona Johnson a la Policía en el video. Max, el Jack Russell Terrier de la influencer, se mostraba en buen estado dentro del departamento por lo que la Policía decidió tomar custodia de él y delegarlo a Servicios Animales, donde fue examinado por un veterinario para revisar posibles heridas. Cuando los agentes le preguntaron a Lovely Peaches la razón por la que hacía estas cosas, su respuesta fue desconcertante:

"Una compañía me hará un contrato y podré vivir bien. Quiero decir, tiene sentido, quiero una buena vida para mí, mi papá y mi hija”, dijo Johnson. Un oficial le dijo que eso estaba bien, pero que la forma en la que intentaba conseguirlo a través de Instagram no era normal a lo que la influencer respondió: “Lo sé, pero por eso tengo tantos seguidores”. Y es que, por más insólito que parezca, Lovely Peaches reveló que tenía más de un millón de followers en la red social y que incluso contaba con patrocinadores que le permitían ganar $1,000 a la semana con su sola presencia en dicha plataforma.

Tras su detención y la viralización de su caso, la influencer comenzó a perder seguidores rápidamente en Instagram ya que, si bien los alegatos de que había asesinado a su mascota eran “bromas”, un reporte policial asegura que Johnson roció perfume en los ojos de su perro y lo tomó violentamente del cuello mientras hacía una transmisión en vivo a través de su cuenta en la red social, siendo esto un factor que desencadenó las denuncias en su contra con la Policía.

Pese a la gravedad de sus acciones, Brittany Johnson fue puesta en libertad hace una semana y, por más insólito que suene, podría llegar a recuperar la custodia de Max, la mascota de la que abusó constantemente en los últimos meses. Esta influencer ya tuvo episodios lamentables en repetidas ocasiones y no solo relacionadas a su perro, sino también a su menor hija, lo cual condujo a que se le quitara su custodia. Lovely Peaches asegura haber sido diagnosticada con depresión y ansiedad, pero continúa desatando abominables episodios como el ya explicado.