• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Dragon Ball Super: Cuando Jiren sintió el verdadero terror

Nuestro colaborador Pablo Bobadilla Rider nos trae un análisis musical de la banda sonora que acompañó el legendario combate entre Goku y Jiren en el anime de Dragon Ball Super en 2018.

La épica batalla entre Goku y Jiren por el destino del Universo 7 sigue resonando en las mentes de los fans de la franquicia./Fuente: Toei Animation.

La épica batalla entre Goku y Jiren por el destino del Universo 7 sigue resonando en las mentes de los fans de la franquicia./Fuente: Toei Animation.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 16 Dic 2020 | 4:51 h

 Por Pablo Bobadilla Rider.

Que gran experiencia audiovisual nos regaló Dragon Ball Super en el 2018. Aún recuerdo los eventos multitudinarios que se hacían en plazas, colegios y teatros alrededor del mundo para ver en grupo cada capítulo final del Torneo del Poder, y de los momentos (musicalmente claro),  que más me marcaron, sin duda fue… los 3 capítulos del desenlace de la pelea que envolvía a Goku y Jiren, así que embárcate conmigo, y aprendamos juntos como con la banda sonora correcta, se pueden lograr una mejor inmersión del espectador en una escena.

Enfoquémonos en los últimos minutos del capítulo 129 de Dragon Ball Super,  donde veremos a Jiren lanzar una gran onda de energía hacia Goku con la finalidad de terminar de una vez la batalla. Este ataque es tan poderoso que deja en un completo silencio a toda la gradería, tribuna donde se encuentran los temibles dioses del universo y los participantes del torneo.

Es muy importante el uso del silencio musical en este momento, ya que el espectador va empezar a sentir expectativa por como va a continuar la escena, pero al no haber música que lo condicione emocionalmente, logra el objetivo de amplificar la incertidumbre en él. 

Ahora centrémonos en la escena en sí,  Jiren siente una presencia detrás de él, y lo vemos quedarse atónito de lo que está percibiendo. Ya que a su espalda, esta Goku en su estado de Ultra Instinto, tomando en sus manos la esfera de energía que lanzó, el cual pasará a pulverizar en un instante.

Y es aquí donde se oye la obra “The Final Deathmatch” compuesto por Norihito Sumimoto, siendo el perfecto instante para recibir ese bloque sonoro compuesto por una secuencia de 12 notas bien marcadas que nos dan la sensación de que algo épico va a pasar. Y esto es porque en esta introducción no se toca la frase musical completa, solo toma las 12 primeras notas de un discurso de 16. 

Este corte abrupto de la frase musical introductoria es importante,  porque ahora, veremos a Jiren reaccionar a esta situación e intentar desesperadamente atacar a Goku, siendo esto en vano ya que serán esquivados  fácilmente.

Aquí quiero hacer notar, el hecho de que en esta escena se ve a Goku caminando a una velocidad normal, mientras que a Jiren se le ve intentando golpear en cámara lenta.  La banda sonora hace su trabajo ejecutando un conjunto de sonidos graves, invadiéndonos de esa sensación de tratar de asimilar lo ocurrido, de esa palpitación agitada al recibir una impresión intensa.

Goku no solamente esquiva el ataque, sino que llega a impactar a Jiren, quien lanza rápidamente otros ataques de energía que prácticamente no llegan ni a tocar a Goku, ya que estos parecen como que explotaran en el aire.

Es en este contexto, cuando escucha nuevamente la frase musical de la introducción, pero esta vez completa (16 notas), en toda su magnitud, dando varios ciclos y sustentando toda lo que nos brindara esta gran batalla.

Cabe mencionar que, para que esta frase musical logre el impacto en el momento correcto, se editó la canción original, ya que la sección anterior (Secuencia de notas graves) es más larga.

El asombro se nota en las graderías, en las palabras de los Zeno-Samas y sobre todo en los dioses de la destrucción quienes se empiezan a poner de pie ante tamaño evento.

 Pero bueno, centrémonos nuevamente en la batalla, que continúa a favor de Goku, el cual esquiva todos los ataques y a la vez golpea a su oponente, para finalmente lanzar a Jiren contra los escombros de la plataforma. Después de eso, la capa de energía que rodea a Goku se disipa para revelarnos la mirada de un guerrero Sayajin en su máxima expresión. Como no incluir metales!,  y es que estos instrumentos (trompetas, trombón etc) le dan una gran amplitud, grandeza e imponencia a la obra.

Y luego de esto, viene el momento en que la música crea un espacio sonoro, tocando sonidos de larga duración, para llevar así la atención del espectador en  las  palabras de Bills: “Wiss … Goku alcanzó ese punto, verdad? … realmente es un tipo increíble”. Mientras se muestra por un momento a Jiren observando a un Sayajin que no parece tener límites. 

Un elemento que aporta mucho a este momento son las notas graves, que van descendiendo peldaño a peldaño en la escalera musical, transformando gradualmente la tensión de Bills en esperanza para su universo.

Y por si fuera poco, una vez más se nota el gran criterio de edición musical ya que la obra original continúa con otra sección, que se prefirió obviar por que no da ese espacio que necesitaba esta escena. Y lo más interesante es que no nos daríamos cuenta que está editado ya que lo hace en un punto natural de cambio en la música.

El capítulo finaliza mostrando a un Goku que acaba de dominar el ultra instinto, mientras Bills narra admirado al ver el “migatte no gokui” en todo su esplendor.  La música cae un poco en intensidad, como tomando impulso para llevarnos de la mano al final de la obra. Permitiéndonos así oír las primeras palabras del discurso de Bills,  y luego intensificarlas al usar metales en la melodía final.

Para concluir les dejo un arreglo de la obra “The Final Deathmatch” que sigue la edición de esta épica escena, pero por favor no se la pongan a Jiren ya que le va a traer recuerdos de este momento y no va a dormir por una semana.

REDES SOCIALES