10 consejos para calmar los nervios después de un examen de admisión y esperar con calma

Si hoy postulaste a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, descuida, lo peor ya pasó. Ahora, queda tomar con calma la espera y confiar en tu esfuerzo. Si te cuesta relajarte, estos consejos te serán de ayuda.

Tras varios meses de preparación, el día del examen de admisión para ingresar a una universidad es realmente una montaña rusa de emociones para todo postulante. Pero, en algunos casos, peor que esto es la espera por conocer los resultados.

Para muchos jóvenes, la espera se vuelve una pesadilla y las horas eternas, ya sea que te sientas seguro o no del examen que diste. Los imprevistos ocurren y algunos temer encontrar un 'anulado' en sus resultados.

Pero no te preocupes, a continuación te brindamos algunos tips que te ayudarán a calmarte y canalizar esos nervios, para reducir el estrés y esperar con calma.

1. No le des vueltas a las preguntas del examen

Imagen titulada Calm Post Exam Nerves Step 3.jpeg

A algunos les parece consolador hablar con sus amigos sobre las preguntas y lo que respondieron, mientras que para otros esto solo los pone mucho más nerviosos.
Sin embargo, darle muchas vueltas al examen, sin importar lo tentador que sea hacerlo, solo hará que te preocupes por las respuestas que no puedes cambiar y te causará un estrés innecesario.

2. Respira profundamente 

Imagen titulada Calm Post Exam Nerves Step 1.jpeg

El estrés y la ansiedad desencadenan la respuesta del cuerpo de “luchar o huir”, inundando el cuerpo de adrenalina y haciendo que las respiraciones sean poco profundas y rápidas. Combate esta respuesta respirando profundamente:

-Coloca una mano en el pecho y la otra en el abdomen, debajo de la caja torácica. Al inhalar, debes sentir que el abdomen se expande junto con el pecho.

-Inhala lentamente por la nariz. Trata de inhalar contando hasta 4.

-Mantén la respiración durante 1 o 2 segundos. Exhala lentamente por la boca.

-Repite este proceso de 6 a 10 veces por minuto, durante diez minutos.

3. Prueba con la relajación muscular progresiva

Imagen titulada Calm Post Exam Nerves Step 2.jpeg

La relajación muscular progresiva puede ser muy útil para liberar la tensión y el estrés. Cuando estás estresado, tu cuerpo se tensa, lo cual podrías no notar mientras estás ansioso.

- Busca un lugar tranquilo sin distracciones, si puedes. Afloja la ropa apretada y respira profundamente unas cuantas veces.

- Empieza con los músculos de la cara, empezando por la frente. Levanta las cejas lo más alto que puedas y mantén esta tensión durante 5 segundos. Libera la tensión. Frunce el ceño lo más que puedas durante 5 segundos y luego relájalo. Disfruta de la sensación de relajación durante 15 segundos.

- Continúa con los labios. Frúncelos lo más que puedas durante 5 segundos y luego libera la tensión. Sonríe lo más ampliamente que puedes durante 5 segundos y luego libera la tensión. Una vez más, disfruta de la sensación de relajación durante 15 segundos. Lo que debes aprender es cómo se siente estar “relajado” y “tenso” en realidad.

4. Haz un poco de ejercicio

Imagen titulada Calm Post Exam Nerves Step 4.jpeg

Es posible que no tengas ganas de ir al gimnasio o de salir a correr inmediatamente después de un examen, ¡pero hacer un poco de actividad física moderada es una forma excelente de reducir el estrés! 
El ejercicio produce endorfinas, que son analgésicos naturales que mejoran el estado de ánimo. Si te sientes estresado por el examen, prueba hacer una actividad aeróbica como correr, nadar, andar en bicicleta o incluso hacer una caminata rápida.

TE PUEDE INTERESAR: 5 grandes consejos para blanquear tus dientes

5. Haz algo agradable para relajarte

Imagen titulada Calm Post Exam Nerves Step 5.jpeg

Independientemente de los resultados, debes celebrar el hecho de haberte esforzado para los exámenes. Prémiate haciendo algo que te guste. Si puedes hacerlo con tus amigos, aún mejor. Por ejemplo, salir a pasear, al cine, a comer algo rico o a bailar un poco.

6. Ríe

Imagen titulada Calm Post Exam Nerves Step 6.jpeg

La risa en verdad es la mejor medicina. Libera endorfinas que te hacen sentir feliz e incluso puede aumentar la capacidad del cuerpo para tolerar el dolor físico. Ve una película realmente divertida, busca a tus amigos que se alucinan los payasos o ten una conversa amena con tu familia.

7. Evita pensar en el asunto

Imagen titulada Calm Post Exam Nerves Step 10.jpeg

“Pensar en el asunto” es ese “disco rayado” que te hace pensar en lo mismo una y otra vez, casi siempre sin tener nada que agregarle a la idea. Es común pensar en algunas cosas como los exámenes, pero debes recordar que preocuparte por ellos después de que ya pasaron, no tendrá ningún otro efecto más que causarte estrés.
 

8. Mira los resultados en la hora pactada y sin apuros

Imagen titulada Calm Post Exam Nerves Step 7.jpeg

Muchos jóvenes, desde el momento que salen de dar el examen eligen estar pegados frente a una computadora y revisar a cada segundo si los resultados ya están. Para esto, la universidad se ha comprometido a brindarlo a cierta hora, a la cual debes verificar si ingresaste o no. 
 

9. Recuérdate tus fortalezas

Imagen titulada Calm Post Exam Nerves Step 11.jpeg

El cerebro humano tiene una fuerte inclinación negativa, lo que significa que por lo general se concentra más en las cosas negativas y deja que las cosas positivas pasen inadvertidas. Identificar y recordar tus fortalezas te ayudará a combatir esta inclinación para asegurarte de darte una oportunidad justa.
 

10. Planifica

Imagen titulada Calm Post Exam Nerves Step 12.jpeg

Antes de recibir los resultados puedes pensar qué harías si ingresas y si no es así. Esto para proyectarte sobre las decisiones que deberás tomar a futuro, como por ejemplo, estudiar con más dedicación o celebrar tu ingreso.
 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO