Lo primero que veas en la imagen te dirá cómo está tu autoestima y tu nivel de vanidad

Hoy en día se habla mucho del autoestima y de la importancia de tenerla alta. Por ello, este test te revelará qué tan alta o baja la tienes y cómo está tu nivel de vanidad. ¿Te animas a descubrirlo?

En la actualidad, se habla mucho de la importancia de tener una buena autoestima y de trabajar para fortalecerla, pero ¿sabes cómo identificar si la tienes alta o baja? Para algunos es fácil descubrir esto, para otros no tanto. Por ello, este test te dará algunos indicios de lo que hay escondido en tu interior y que podrían ayudarte a tomar la decisión de visitar a un especialista, de ser el caso.

El siguiente reto visual es sencillo y solo te tomará unos minutos. Solo debes detectar cuál es la primera imagen que jala tu mirada y líneas más abajo encontrarás lo que esto significa. El resultado podría sorprenderte.

1. La mujer

Si lo primero que observaste fue la mujer, quiere decir que estás enamorado de la apariencia física. Algunas veces eres vanidoso y quieres verte bien ante los ojos de los demás. Te encantan los elogios, especialmente si son para mejorar tu estilo personal.

Esto no significa que juzgues a las personas por su apariencia o que estés obsesionado con la tuya, pero definitivamente hacerlo es algo muy importante para ti. A menudo te comparas con los demás, y si esa comparación no es a tu favor, puede arruinar tu estado de ánimo y sacar a relucir muchas de tus inseguridades.


2. El río

Si lo primero que viste fue un río, eso significa que estás enamorado de tu trabajo. Sabes que debes prestar más atención a tus seres queridos y equilibrar tu privacidad y trabajo, pero la verdad es que eres "workaholic".

Puedes tener dificultades para cambiar tus propios objetivos profesionales por las personas que amas. Para ti el estatus social y lo material son muy importantes, por lo que nunca te rindes.

3. El puente

Si fue el puente el que viste primero, quiere decir que te destacas por tu falta de empatía. No es que tengas un corazón frío e insensible, solo que a veces no prestas atención a los sentimientos de los demás o no puedes ponerte en sus zapatos. Esto lo haces sin pensar, no a propósito.

Cuando alguien te dice que está bien, simplemente le crees y no profundizas en ello. Rara vez les preguntas a tus amigos cómo están. El punto es que ellos saben que no eres la persona más emocional y, por lo tanto, no suelen preocuparse por ti. Debes aprender a prestar más atención a los sentimientos de los demás y así mejorarás las relaciones.

4. El barco

Si primero viste el barco, entonces tienes un gran ego y te caracterizas por ser un perfeccionista. Te encanta lidiar con todo, no confías fácilmente en los demás, y no te gusta trabajar con otros porque haces la mayoría de las tareas. Eres realmente increíble, pero deberías resolver, en adelante, las cosas en equipo. Recuerda que puedes contar con tus amigos en tiempos difíciles, y no hay nada de lo que avergonzarse.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO