Esta fue la medicina que sanó a muchos en la antiguedad

(Por: Dora Poma)
 
En la antigüedad los pueblos primitivos luchaban contra las enfermedades a base de medicina natural, pues para ellos no existían las conocidas boticas o farmacias donde uno recurre para comprar un medicamento.
 
Siglos atrás utilizaban recetas antiguas con la finalidad de curar las infecciones, enfermedades y otros malestares que el ser humano le ha tocado enfrentar.
 
¿Te has preguntado cuál era esa medicina curativa? Pues nada más y nada menos que el ajo, que sirve para prevenir enfermedades cardiovasculares y reducir la presión arterial.
 
Veamos a continuación la receta:
 
  • 350 gramos de ajo picado
  • 230 gramos de alcohol de 95 a 96° (Puede ser Ron u otro licor).
 
PREPARACIÓN
 
Se necesitará un frasco de vidrio con su tapa, y procedemos a realizar los siguientes pasos:
 
Paso 1: Agregamos el ajo y el alcohol en el frasco de vidrio y posteriormente lo cerramos herméticamente. Luego de cerrado lo guardamos en la nevera por 10 días.
 
 
Paso 2: Luego de transcurridos los 10 días, sacamos el frasco de la nevera y procedemos a colar el líquido. Una vez que lo hemos colado, ponemos el líquido colado nuevamente en el frasco de vidrio. Finalmente procedemos a cerrarlo y a guardarlo en la nevera por 2 días más.
 
Luego de pasados esos 2 últimos días, nuestra receta estará lista para ser usada.
 
NOTA IMPORTANTE: El alcohol no debe contener sustancias como metanol o cloruro de benzalconio.
 
 
Asimismo, para utilizar esta receta necesitarás un gotero. También guiarte por el siguiente calendario y posteriormente seguir los pasos rigurosamente.
 
 
Como vemos en la imagen los números que salen en desayuno, comida y cena indican la cantidad de gotas que debes tomar sucesivamente hasta completar el tratamiento por 12 días y al ser muy poderoso se debe utilizar 1 vez cada 5 años.
 
ESTAS SERÍAN LAS AFECCIONES QUE CURA
 
  • Arteriosclerosis
  • Enfermedades pulmonares
  • Sinusitis
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Grasas y piedras (riñón, vesícula)
  • Hipertensión
  • Varios trastornos de la visión y de la audición
  • Falta de apetito
  • Artritis y el reumatismo
  • Gastritis, úlceras de estómago y las hemorroides
  • Derrite los coágulos de sangre
  • Mejora el metabolismo y por lo tanto todos los vasos sanguíneos (re) convertido elástica
  • Regula el peso corporal
  • Ciertos tumores externos e internos

Te puede interesar

LO MÁS VISTO