• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Policías rescataron a bebé que fue cubierto con el vómito de su madre ebria (FOTOS)

Madre conducía borracha y vomitó en su hijo, policías rescataron al bebé

Con apenas un año de vida, este bebé ha soportado una de las peores experiencias en la vida. Él viajaba en auto con su madre, pero la mujer estaba tan ebria que vomitó en su hijo ¡Sí, cubrió al pequeño de vómito! Los testigos de esta horrible escena fue una pareja de policías de West Virginia, que detuvieron a la mujer y bañaron al bebé.

MIRA ESTO: PAREJA RECIBE 60 AÑOS DE CÁRCEL TRAS HACERLE ESTO A SU BEBÉ, REALMENTE INDIGNANTE

Los policías pertenecen al departamento del estado de West Virginia en Estados Unidos. Ellos estaban en sus rondas habituales cuando encontraron a una mujer borracha que manejaba su auto por la carretera. De inmediato procedieron a detenerla y mientras inspeccionaron el auto, notaron que en el asiento trasero había un bebé cubierto de vómito, pero no era vómito de niño ¡Era de adulto!

La madre fue arrestada y llevada a la estación policial. El bebé también estaba en el trayecto, recibiendo los primeros auxilios. Al llegar a la dependencia, los agentes no dudaron y empezaron a bañar al pequeño. Tras largas horas de llanto, el bebé por fin pudo sonreír y jugar con sus ‘héroes’. Los agentes se encariñaron tanto con el pequeño, que le regalaron un oso de peluche y jugaron con él hasta que llegó el Servicio de Protección de niños.

Una pareja de policías logró rescatar a este bebé, quien soportó por horas el vómito de su madre

TIENES QUE VER ESTO: PAREJA ENCERRÓ A SU HIJA EN UN ARMARIO POR 5 AÑOS, ANTE LA POLICÍA SE JUSTIFICARON ASÍ

“Hicimos un arresto por conducir en estado de ebriedad y nos dimos cuenta del pequeño bebé, así que lo llevamos. Él era el mejor pequeño bebé, ya había comenzado a quedarse dormido cuando llegó el Servicio de Protección”, Tropel B. R. Wood- Policía de West Virginia

Los agentes se encariñaron con el bebé, incluso le regalaron un peluche y jugaron con él

Ahora la madre sigue un juicio. Según las leyes estadounidenses, por conducir en estado de ebriedad podría ir a prisión por un año. El bebé seguirá en manos de las autoridades hasta el fallo. Esperemos que la justicia determine qué es lo mejor para esta criatura inocente.

¡Un aplauso para esos policías que pudieron actuar a tiempo!