Ella es la secreta colaboradora de Adolf Hitler y la soldado nazi más temida

(Por: Daniel Calizaya)
 
La Historia registra la existencia de una atlética mujer francesa con los pechos extirpados que acostumbraba torturar sin piedad a sus prisioneros, previamente espiándolos y delatándolos ante el ejército nazi con el fin de matarlos, convirtiéndose así en la soldado más temida de la escuadra alemana y principal colaborada de Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial.
 
Violette Morris (1893 – 1944) es el verdadero nombre de aquella mujer de comportamiento cruel y desalmado, al punto que fue apodada ‘La Hiena de la Gestapo’.
 
La atlética Violette Morris, quien se convirtió en una de las principales espías nazis, empezó su camino de crueldad, cuando fue invitada de honor a los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936, por orden personal del mismísimo Adolf Hitler, para que tiempo después sea reclutada por la agencia de inteligencia (la Sicherheitsdienst ) de la Alemania Nazi
 
 
Una de sus principales responsabilidades durante la Segunda Guerra Mundial fue frustrar los ataques de los ejércitos enemigos a toda costa, siendo su principal técnica la tortura, con la cual destruyó a distintos ejércitos enemigos. Desde Inglaterra se ordenó la muerte de Violette Morris, ‘Hay que ejecutar de manera inmediata a esa mujer’, fue la decisión encomendada a un movimiento militar de resistencia francés (Le maquis Surcouf).
 
‘La Hiena de la Gestapo’, vestía como hombre, poseía un comportamiento rudo, tenía un lenguaje agresivo para la Francia de ese entonces, y era bisexual.
 
 
Violette Morris fue condenada a muerte en rebeldía por traicionar a su propio país; un grupo de resistencia francesa, la acribilló a balazos en un camino rural, y su cuerpo fue arrojado en una fosa común. 
 
 
 
 
 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO