Hallan el lugar del mayor sacrificio de niños en el mundo. Ocurrió en Perú [FOTOS]

Una investigación de National Geographic descubrió el lugar donde ocurrió el mayor sacrificio de niños en la época prehispánica, donde muerieron 140 menores y 200 llamas.

Fue hace 550 años en la civilización Chimú. Un grupo de arqueólogos ha descubierto el lugar del mayor sacrificio de niños ocurrido en la América prehispánica. Luego de investigar una serie de restos fósiles, los expertos señalaron  que este sacrificio masivo ocurrió muy cerca de Chan Chan, en La Libertad.

Los investigadores descubrieron una hecatombe sin precedentes, en la que murieron casi de manera simultánea 140 niños y 200 llamas.

El hallazgo fue difundido en exclusiva en el sitio web de National Geographic, que financió la investigación, y reveló  la importancia de este descubrimiento.

“Es complicado saber si pasó el mismo día, pero sí en el transcurso de una semana o unos pocos días", explicó el arqueólogo de la Universidad Nacional de Trujillo Gabriel Prieto, promotor del descubrimiento junto a su colega John Verano, de la Universidad de Nueva Orleans (Estados Unidos).

Según Prieto, el sacrificio fue posiblemente una "respuesta desesperada" de los gobernantes Chimú frente a una inundación o riada causada por las lluvias torrenciales del Fenómeno de El Niño.

LEE TAMBIÉN: Hallan huevos de dinosaurios de 70 millones de antigüedad y arqueólogos hacen importante anuncio (VIDEO)

Según revela la investigación, los estudiosos están "casi convencidos" de ello, porque en la costa peruana nunca llueve torrencialmente, salvo cuando se da “El Niño”. Además señalaron que los cuerpos habían sido depositados sobre una capa de barro húmeda en la que quedaron las huellas de los pies descalzos de los niños, las sandalias de los adultos que los llevaron hasta ese lugar y las pezuñas de las llamas.

Aunque no existen textos que narren este multitudinario sacrificio, los investigadores apuntan a que fue una ofrenda para aplacar la ira de los dioses y así disminuir las lluvias, que podían poner en riesgo la ciudad de barro Chan Chan, el mayor exponente arquitectónico de los Chimú, declarado patrimonio de la Humanidad y donde llegaron a vivir 60 mil personas.

“Ellos ofrecieron lo más importante que tenían. Por un lado, sus niños, y por otro, las llamas, el único animal de carga de la zona andina que además era un elemento importante en la dieta, ya que su carne era lo más consumido por los Chimú", explicó Prieto.

El sacrificio consistió en hacer un corte horizontal en el pecho que partiera el esternón por la mitad para, posiblemente, romperles la caja torácica y así quizás extraerles el corazón, "aunque eso es muy difícil de demostrar", aclaró el arqueólogo.

Los restos de la matanza ritual, ubicada en el sitio arqueológico Huanchaquito-Las Llamas, comenzaron a ser desenterrados en 2011, con el apoyo de la Municipalidad de Huanchaco y la Universidad de Yale, después de que los primeros restos óseos emergieran en mitad de una zona ya urbanizada. Hasta 2014 no se reanudó la investigación.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO