Conoce la historia de La Isla de las Muñecas, el aterrador lugar que atrae a cientos de turistas

La Isla de las Muñecas es uno de los lugares turísticos más tenebrosos del mundo. Conoce la historia detrás de este peculiar paraje situado en México, que está plagado de aterradoras muñecas.

Está ubicada en Xochimilco, una de las 16 delegaciones de Ciudad de México, y es uno de los lugares más tenebrosos del mundo. Estamos hablando de la famosa “Isla de las Muñecas”, un lugar envuelto por varios misterios y leyendas, que, según cuentan, alberga espíritus y sirenas, y que cada año es visitado por miles de turistas, sobre todo, cuando se acerca Halloween.

La historia cuenta que en este lugar, un hombre llamado Julián Santana colgaba muñecas para alejar al espíritu de una niña que habitaba la isla, luego de encontrar, un día cualquiera, el cuerpo sin vida de una menor, que parecía ahogada en uno de los canales de la isla tras haberse enredado entre los lirios de la orilla.

Tras hallar el cuerpo, él mismo definió como el espíritu de la pequeña fallecida al ente que se le presentaba de forma sistemática, llorando y gritando, atormentando su día a día. Aterrorizado por esas apariciones, don Julián decidió rodear su hogar con muñecas de todo tipo y tamaños para protegerse.

Resultado de imagen para la Isla de las muñecas

La tenebrosa decoración cobró fama y tanto turistas como nativos, con ánimo de colaborar, comenzaron a llevar muñecas a la isla. Sin embargo, según cuenta la leyenda, esto dio vida a las muñecas que pasaron a ser la única compañía de Julián durante los últimos 25 años de su vida. Ahora, estas “guardianas” se encuentran en la isla colgadas y clavadas, y hay miles repartidas por todo el lugar.

"La gente empezó a contar mucha cosas: que las muñecas eran asesinas, que eran para hacer brujería, que asustaban en las noches, pero las muñecas son para hacer el bien, si no ya me hubieran matado" contó a Infobae Anastasio Santana, sobrino de Julián, quien heredó la isla a la muerte de su tío.

Si bien asegura que no se trata de un lugar "maldito", no niega que pasan cosas extrañas como que de pronto se reactiven las baterías de muñecas de hace décadas. "Pasan cosas que no me explico, y una es que se prenden de repente así nomas. Un día me tocó que como a eso de las 2:00 de la tarde estaba agachado y me doy cuenta que me estaba viendo una muñeca amarilla y cuando me vio se volteó. También pasa que a veces se caen muñecas de las que están colgadas en los árboles y las que están colgadas empiezan a sonar", relató.

Resultado de imagen para la Isla de las muñecas

Los visitantes aseguran que las muñecas que Don Julián colocó, que se encuentran ya viejas y mutiladas, cobran vida en las penumbras y ahuyentan a los espíritus que merodean el lugar.

Julián tenía su muñeca favorita, a la que llamó Agustina por haberla encontrado el 28 de agosto, Día de San Agustín, un santo del que era devoto. Mucha gente va a verla para pedirle que "les quite las malas vibras" o para pedirle favores como suerte en el hogar y en el trabajo.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO