Las impactantes imágenes que muestran la crueldad de las peleas de perros (FOTOS)

Las peleas de perros son una industria que pese a su ilegalidad se practica de forma clandestina. Los animales son los que más sufren y aquí te dejamos algunas fotos que muestran la crueldad de las peleas de perros.

Los defensores de los animales siempre han criticado la crueldad de las peleas de gallos o corridas de toros, pero también se han manifestado en contra de las peleas de perros. Aunque son mucho más clandestinas, esta es una práctica ante la que no podemos hacer de la vista gorda. La industria de la pelea de perros existe y es un negocio al que todos debemos combatir. Los canes son los que más sufren y, en muchos casos, llegan hasta la  muerte, mientras que algunas personas siguen lucrando con ello.

NO TE LO PUEDES PERDER: ¿POR QUÉ SE ESTÁN CRIANDO ZORROS DE ESTE MODO? LA RAZÓN HA ALERTADO A LOS ANIMALISTAS

En Estados Unidos es un delito muy grave y han sido prohibidas en algunos países. En Estados Unidos las peleas de perros clandestinas siguen creciendo ante la preocupación de los defensores de los animales.

Los pitbulls son los canes más expuestos y usados en las peleas de perros. Los ‘entrenadores’ suelen golpearlos y provocarlos. Además, ellos no los alimentan para despertar sus instintos de supervivencia.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: LAS TRÁGICAS IMÁGENES DE OSOS POLARES SOBREVIVIENDO EN UN ZOOLÓGICO A 40 GRADOS (FOTOS)

Cuando no pelean, los perros son atados a pesadas cadenas 24 horas al día. Muchos de los perros son inyectados con esteroides e incluso algunos peleadores de perros les cortan las orejas para evitar que otro perro se aferre a ellas. Eso no es todo. Los crueles humanos también agregan veneno para cucarachas en sus alimentos a fin de que su piel les sepa mal a otros perros.

Los perros ‘ganadores’ nunca cesan de competir vez y son usados para criar cachorros para su venta. Los que sobreviven, por lo general, sufren heridas graves, tales como huesos rotos y cartílagos lesionados. En la mayoría de casos, mueren horas o días después de las peleas por pérdida de sangre, conmoción, deshidratación, agotamiento o infección.

Según la página Peta Latino, cuando estos perros ya no les son útiles a los organizadores son ‘desechados’ de formas espantosas, como electrocución, ahorcamiento, ahogamiento o disparándoles. Otros, incluso, son quemados o golpeados hasta la muerte.

Fuente: Peta Latino

Video recomendado
Videos recomendados

Te puede interesar

LO MÁS VISTO