Aprende a reírte de ti mismo, aumenta tu autoestima y combate la vergüenza

Ya hemos visto que la vergüenza surge cuando sabemos de una acción que ofende o no es aceptada, muchas veces somos duros con nosotros mismos y creemos que los demás nos juzgan más de lo que realmente lo hacen. 
 
En estos casos es bueno aceptar que nos equivocarnos, evitar volver a hacerlo y ¿por qué no? reírnos de la tontería que hicimos, ya que si no hemos actuado con el fin de hacerle daño a alguien y simplemente fue un malentendido, la risa curará ese momento incómodo.
 
Reirse de uno mismo es la mejor manera de darle la cara a los problemas y muchos estudios incluso sugieren que la "risoterapia" es la cura para enfermedades como el cáncer.
 
 
 
 

MIRA: ¿CÓMO SER FELIZ?: 12 TIPS SEGÚN ‘HARVARD’ (VIDEO)

 
BENEFICIOS DE REÍRSE DE UNO MISMO
 
  • Los problemas que piensas que son grandes, se hacen más fáciles de resolver.
  • Mejora tu confianza.
  • Ayuda al autoestima, refuerza tu amor incluso en tus momentos difíciles.
  • Te conviertes en una persona que concilia.
  • Dejas de pensar tanto en ti y te preocupas por ver otros puntos de vista.
  • Evitar la autocompasión, que es una forma de victimizarse y no ser responsable de tus actos.
  • Las críticas negativas no afectan a tu persona ni tus decisiones.
  • Mejora el insomnio.
  • Ayuda al corazón.
 
El filósofo Osho decía respecto a la risa:
 
"Por lo tanto, toma las riendas desde el principio. En el momento en que te sientas serio, ríete y observa en ti dónde está esa seriedad. Ríete, deja que surja una buena carcajada, cierra los ojos y observa dónde está. No la encontrarás. Solamente existe en aquél que no puede reír. 
 
No se puede imaginar una situación menos afortunada, no puede concebirse a un ser más pobre que aquél que es incapaz de reírse de sí mismo. Así que comienza la mañana riéndote de ti mismo y cuando encuentres un momento durante el día en el que no tengas nada que hacer, suelta una buena carcajada… sin ningún motivo, simplemente porque el mundo entero es absurdo, tan sólo porque la manera en que eres es absurda. No es necesario encontrar ninguna razón especial. Todo el asunto es tan absurdo que uno se ha de reír". 
 
 
 

Video recomendado

Te puede interesar

LO MÁS VISTO