Una triste historia 3D sobre una anciana viviendo sola con un robot [VIDEO]

Había una vez una anciana (o adulta mayor)  que vivía muy sola en su casa de campo, cuando de pronto, llegó por servicio postal una muy misteriosa caja, que al ser abierta, descubrió se trataba de un robot asistente, quien se encargaría de los quehaceres del hogar.
 
Trascurridos los días, al robot, se le acabó la batería, desactivándose automáticamente, situación que puso nerviosa a la anciana, porque no entendía qué sucedía. Es entonces, cuando decide renovarle la batería para que el robot vuelva a encenderse.
 
Con los días, en la soledad del campo, la anciana y el robot, se encariñaron demasiado, volviéndose inseparables, al punto que la anciana decide comprar unas entradas para ir al circo, tickets que fueron mostrados al robot, mientras la anciana le explicaba cómo era un circo en la ciudad.
 
Se acercaba el día de ir al circo, el robot terminaba su quehacer doméstico y decide atender a su querida compañera, ya que se encontraba delicada de salud. El robot desesperadamente sacude a la anciana ya que ella no responde y parece estar muerta.
 
Lo único que se le ocurre al robot es ir a conseguir unas baterías para ponérselas a su amada ama, sin éxito alguno; puso una, dos, tres, varias baterías, ninguna pudo devolverle a su cariñosa anciana, había fallecido.
 
Al día siguiente, al robot no le quedaba mucha energía cuando decide sentarse para visualizar los últimos instantes de vida hasta apagarse. En otra vida, el robot se encuentra junto a su dueña y llora desesperadamente por el reencuentro para posteriormente ir juntos a su esperada visita al circo. 
 
FIN
 
 

Video recomendado

Te puede interesar

LO MÁS VISTO